Vistas a través del espejo, la colección Primavera/Verano 2021 de hombre de FENDI es un mosaico de recuerdos diseñados por Silvia Venturini Fendi. El tiempo que se pasa con la familia, generaciones reunidas en casa en Roma, es un catalizador para la introspección tranquila en la ventana o en el jardín, viendo pasar el mundo.

Desde el interior mirando hacia fuera y desde el exterior mirando hacia dentro, las sombras y los reflejos se proyectan en la colección. La intimidad se abstrae a través de señales de la vida doméstica: un ajuar de historias desempaquetadas y desplegadas en un tejido de lo precioso y lo sencillo. La pureza del lino es vital: romance con algodón, plumas, pieles y edredones, evoca imágenes de ropa de cama y vajillas bordadas, recuerdos maternos transmitidos de madre a hijo. Una paleta de lino respira tonos naturales de trigo, leche y miel en medio de reflejos de azul cielo y rojo cardenal, mientras el blanco y negro cinematográfico brillan como focos sobre tela. Las ventanas, metafóricas y físicas, son un leitmotiv impreso en las prendas en un juego de transparencia y textura.

Al mismo tiempo, la colección de hombre exploran las tradiciones FENDI puras, desde el acolchado de satén boutis hasta las incrustaciones lineales de bordados y los adornos de flores  que exponen la piel para crear capas de luz y sombra. Las estructuras formales se suavizan: las espaldas de los abrigos y las mangas de las camisas se desabotonan, los detalles a medida están «grabados» en prendas de punto trampantojo, y los abrigos bordados y las túnicas acampanadas remontan las comodidades del hogar. Ligereza y profundidad se entremezclan en ropa de cama con estampado de flores descoloridas y pieles de celosía, o en la complejidad de mano de obra de los vestidos delantal en seda duquesa, tul bordado y tejido gazar. Reconociendo la gravedad de un momento, la ropa cuenta historias del rigor de la artesanía italiana y la emoción de nuestra experiencia universal: la mano de obra FENDI aplicada en circunstancias surrealistas.

Las colecciones de accesorios FENDI juegan con la construcción y el adorno para ocultar y revelar. En movimiento, los velos de seda bordados flotan sobre los bolsos Baguette y Peekaboo en piel floral y bordados de algodón o piel con logo FF acolchado. Abundan las texturas tejidas: las cestas de mercado en PVC reciclado, las bolsas con armazón de celosía elástica, las cestas de picnic y las maletas de lona son soluciones pragmáticas y ligeras para la vida diaria.