En primavera, los días fríos son triplemente peligrosos para la piel

A los efectos del cambio de temperatura se suman las alergias y la acción de un sol que cada vez es más potente. Aquí te damos las 5 claves para conseguir afrontar el cambio de estación

La elección del limpiador es fundamental

Lo primero que hay que hacer es evitar las espumas limpiadoras, ya que pueden arrastrar parte de la película protectora de la piel, un factor a tener muy en cuenta si eres de piel sensible o hace frio. La principal prioridad ahora es mantener esta capa hidrolipídica lo más fuerte posible. Si se ve comprometida, puede provocar una mayor pérdida de agua y, en consecuencia, sequedad en la piel. Además, Pedro Catalá aconseja usar agua tibia para enjuagar la cara, ya que el agua caliente también aumenta la posibilidad de la pérdida transepidérmica de agua.

¿Un serum antioxidante? Evidentemente

Ahora es el momento ideal del año para incorporarlo a la rutina cosmética. Un serum antioxidante protege los depósitos de colágeno al retrasar su degradación y bloquear el daño de los radicales libres y los primeros rayos solares.

El atajo para los perezosos…


En un mundo ideal a todos nos gustaría hacer un esfuerzo extra con nuestras rutinas cada día, pero no siempre es posible. Un pequeño atajo para esas noches en las que no tienes ganas de cumplir con tu rutina completa es aplicar un aceite facial calmante pero que tenga a la vez acción nutritiva.

Lee bien las etiquetas


Una crema densa no es un pasaporte directo hacia una piel sana y elástica. Es el momento de olvidarse de la textura y buscar ingredientes humectantes, como los azúcares o el ácido
hialurónico, ya que son excelentes para ayudar a la piel a retener mayor cantidad de agua.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

Menos es más


Se dice que la exfoliación es un paso imprescindible para que los principios activos penetren mejor la piel. Si bien Pedro Catalá no condena la exfoliación, opinan que menos es más en cuanto a este tema. Durante el invierno y la primavera es cuando más falta hace mantener la capa protectora de la piel lo más fuerte posible. Antes de exfoliarte la piel, recuerda que las células maduras funcionan como barrera contra las agresiones externas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: