Tres destinos en Menorca para para ir de vacaciones (o quedarte a vivir para siempre)

Author, copyright holder and photographer

Una casa de 1769 en el pueblo de Es Migjorn Gran; una finca con una explotación ecológica de hierbas aromáticas, y otra con más de 350 olivos. Eso y todo lo necesario para que la estancia sea inolvidable

Menorca siempre es buena idea. Lo es para una escapada más o menos corta y también para instalarse durante un periodo más prolongado. Y quien dice eso, añade para vivir para siempre. Menorca siempre es una idea fabulosa y si el destino es una de las tres propiedades que gestiona The Sibarist, sin lugar a dudas.

DESDE 1769: CASA MIGJORN

En el centro de Es Migjorn Gran, en el sur de la isla, se encuentra esta propiedad con encanto que data de 1769. El término municipal reúne monumentos megalíticos, como la grandiosa «Cova des Colom», de las proporciones de una catedral, o el colosal talayote de «Sant Agustí Vell», cuya cámara es de una particularidad única en la arqueología. Las cercanas playas de Santo Tomás y Binigaus, por supuesto, son de obligada visita.

FINCA DEL SIGLO XIX

Construida en el siglo XIX, es el refugio ideal para retirarse y descansar. Consta de 570 hectáreas de campo típico mediterráneo con una explotación de agricultura ecológica de hierbas aromáticas. Un aire especial rodea a esta hacienda pues su interior combina a la perfección su pasado con una contemporánea rehabilitación. Los amantes de la arquitectura repararán en sus techos originales y suelos hidráulicos recuperados, molduras hechas por artesanos. Algunas de sus 11 habitaciones dobles con baño incluso tienen bañeras antiguas recuperadas.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

FINCA AGROTURÍSTICA

Exclusiva finca agroturística de 5 hectáreas, entre Mahón y Ciudadela, del siglo XV. La rehabilitación ha respetado los materiales originales y la casa señorial está construida en piedra de marés de la cantera de la misma propiedad. Las singulares boyeras, construcciones típicas menorquinas, han sido reformadas para albergar cómodas suites y zonas donde disfrutar de su inmensa piscina. Además, la finca dispone de invernadero, huertos frutales y más de 350 olivos. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: