Las mejores playas del mundo para hacer surf

las-mejores-playas-del-mundo-para-hacer-surf

Desde las olas de Waikiki barridas por el viento de Hawái hasta Woolamai en Australia. Te descubrimos las mejores playas del mundo para surfear, independientemente de cual sea tu nivel de equilibrio con la tabla .

Cuando un surfista toma su tabla y se acerca a la playa, quizá hay demasiada gente en su rompiente favorita. Así nació el turismo de surf, protagonizado por aventureros que exploran el globo en busca de olas vírgenes, guardan a buen recaudo sus cartas náuticas anotadas a mano y mantienen escondidos sus descubrimientos. De hecho, los surfistas siempre han tenido el don de describir las olas, el tiempo y el paisaje sin revelar el destino del que hablan. Pero todos los secretos acaban saliendo a la luz, en especial los relacionados con el surf.

Muchos afirman que esos tiempos ya acabaron, que no quedan sitios por descubrir y que hasta en las rompientes más remotas y de difícil acceso siempre hay alguien que se ha adelantado.


Aunque algunos surfistas lamentan no poder descubrir nuevos enclaves, la mayoría se centra en el lado positivo: más olas para todos. La verdad es que surfear está al alcance de más gente que nunca. Vivimos en la época dorada del turismo de surf. Gracias a décadas de exploración, Cloudbreak, Thurso, Skeleton Bay y otras rompientes míticas han dejado de ser meros rumores. Estos sitios, donde surfear una sola ola puede convertirse en un logro supremo, son ahora accesibles para cualquiera que tenga la experiencia suficiente. También sabemos que, cuando el tiempo apremia, podemos dirigirnos a lugares de ensueño como Maldivas o las islas Mentawai, donde unos tubos de color turquesa con un rizo tan perfecto que parecen dibujadas llegan con la misma frecuencia que en una piscina de olas.


Para el viajero moderno aficionado al surf, sea cual sea su nivel, quizá lo más importante no sea descubrir olas, sino dar con una inolvidable. Con una mayor cantidad y variedad de rompientes a su disposición, los surfistas pueden ponerse a prueba como nunca antes y entrenarse para conectar todas las secciones, adentrarse y aguantar más en el tubo o atreverse con olas cada vez más altas hasta acabar encima (o debajo) de una tan grande que la recuerden el resto de su vida.

Por eso vale la pena visitar incluso las rompientes más abarrotadas del mundo; allí se generan olas tan sublimes que el gentío carece de importancia, como la A-frame de la bahía de Jeffreys, la ola de roca de derechas de Malibú o la hipnótica ola de izquierdas de Raglan. En estos lugares, uno puede considerarse afortunado si consigue cabalgar una sola ola, pero es muy posible que sea la mejor de su vida.

10 GRANDES OLAS

SALINA CRUZ, MÉXICO

Salina Cruz, ubicada al sur de México, en la región de Bahías de Huatulco, es uno de los destinos de surf más populares del mundo, lleno de guías y campamentos. Es ideal entre abril y octubre, excepto cuando soplan los odiosos “vientos del diablo”. Aquí, hasta las marejadas más potentes del hemisferio sur reciben una cálida bienvenida en una docena de rompientes donde se generan larguísimas olas de roca de derechas con fondo arenoso (algunas rápidas y tuberas; otras, lentas y suaves), todas a menos de una hora en coche entre sí. Hay que estar preparado para olas de 450 m y largos paseos de vuelta al punto de partida, así como para el aire seco y el inclemente sol mexicano.
Localidad más cercana // Salina Cruz

WAIKIKI, O’AHU, HAWÁI

Las olas, la cultura, la historia… Waikiki se parece mucho a Malibú; aquí, el gran Duke Kahanamoku montó una ola de una 1,5 km en 1917; James Stewart, Gary Cooper, Montgomery Clift y Babe Ruth surcaron sus primeras olas en la década de 1950; y aquí nació el concepto de beach boy: instructor de surf, artista y gigoló a partes iguales. Se cuenta la historia de un fornido beach boy y una joven y enamorada haole (extranjera) haciendo el amor sobre una ola bajo la luz de la luna. Waikiki tiene chiringuitos de alquiler de tablas e instructores de surf que recuerdan los días de gloria de este deporte. Surfear en Queens o Canoes es tan divertido como nostálgico.
Localidad más cercana // Honolulu

SAN ONOFRE, CALIFORNIA

San Onofre, en el extremo norte del condado de San Diego, es pura historia del surf. Se puso de moda a mediados de la década de 1930, cuando empezó a llegar gente desde San Diego a Santa Cruz para surfear las suaves olas de día y reunirse alrededor de las hogueras a charlar y tocar el ukelele de noche. De 1938 a 1941 se celebró el Pacific Coast Surf Riding Championships, que atrajo a los mejores surfistas del estado. Los avances en el diseño de tablas hicieron que, tras la guerra, los surfistas buscaran olas más difíciles, pero hacia la década de 1960, San O y, sobre todo, Old Man’s (la rompiente principal) se convirtieron en lugar de referencia nostálgica, algo que no ha cambiado. Aquí vienen familias enteras amantes del surf y el ambiente es relajado. Es la antítesis del dinámico ambiente de los amantes de la tabla corta.
Localidad más cercana // San Clemente

PLAYA HERMOSA.
COSTA RICA

Al sur de Jacó, una de las mecas del surf originales de Costa Rica, cuenta con una de las olas más brutales de Centroamérica, por lo que es el escenario de diversas competiciones de gran nivel. Es una costa con varias olas de playa de calidad, todas ellas rápidas, huecas y que pueden llegar a ser muy potentes. Se puede surfear aquí el día mismo que se llega a Costa Rica, ya que esta maravillosa playa de arena negra queda a solo una hora de coche de San José. Si se llega de noche, se podrán surfear las famosas A-frame de fondo arenoso un par de horas antes de desayunar un delicioso gallo pinto en alguno de los restaurantes de la playa.
Localidad más cercana // Jacó

OCEAN BEACH, CALIFORNIA

Grant Washburn, Danny Hess, Bianca Valenti, Mark Renneker, Alex Martins… estos son algunos de los habituales de Mavericks que viven a pocas calles de Ocean Beach, en San Francisco. Los surfistas de olas grandes adoran OB por varias razones. Los 5 km de rompiente de playa quedan abiertos al oleaje de todas direcciones del Pacífico, y los bancos de arena pueden convertir cualquier marejada de buen tamaño en una ola digna de ser montada. Desde las estivales de menos de medio metro a las A-frames de 6 m de invierno, si en el agua hay movimiento, en Ocean Beach se surfea, y además puedes recibir una paliza mayor de la esperada (como en Puerto Escondido, pero en aguas a 12°C). Ocean Beach atrae a miles de surfistas cuando las olas
son pequeñas y cómodas, pero en cuanto se alzan las de 4 m, la madre naturaleza se encarga de escoger a los VIP.
Localidad más cercana // San Francisco

FERNANDO DE NORONHA

El archipiélago Fernando de Noronha está a 354 km de la costa noreste de Brasil; la mejor manera de llegar es en avión desde Recife. Las vistas desde la ventanilla del avión muestran un pedazo de roca volcánica de no más de 26 km rodeado de 20 islas más pequeñas, un fantástico adelanto de lo que ofrece esta maravilla acuática: brillantes aguas turquesa, una arena prístina y montones de olas de playa de calidad; incluida una tubera de izquierdas en Cacimba do Padre, donde se celebra el Hang Loose Pro anual. Como está tan lejos de tierra firme, las olas llegan bastante limpias y son mayores que en otras rompientes de Brasil. Las mejores de Fernando llegan de las tempestades de invierno del gélido Atlántico Norte, por lo que la época buena para el surf es de diciembre a marzo (verano, en Brasil). Eso significa que el agua está caliente y los vientos predominantes son de tierra.
Localidad más cercana // Vila dos Remedios


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

BOCAS DEL TORO, PANAMÁ

Considerada la mejor zona de surf de la costa caribeña de América Central, Bocas del Toro es un archipiélago de nueve islas principales y un puñado de cayos y arrecifes más pequeños que crean una gran diversidad de olas, de derechas e izquierdas, para principiantes y para profesionales. Las mejores islas para el surf tres; contratar un guía aumentará las posibilidades de conseguir buenas olas en función de la dirección del oleaje, las mareas y el viento. El archipiélago de Bocas del Toro, 32 km al sur de Costa Rica y a 97 km del Pacífico, tiene un marcado acento y estética arquitectónica caribeños, con bungalós de techos de paja construidos sobre las cálidas y limpias aguas verdeazuladas. Pero el ambiente isleño conlleva precios altos, por lo que no es la opción más económica de América Central. La mejor época es de enero a marzo.
Localidad más cercana // Bocas del Toro

LEGIAN, BALI

Desde Uluwatu hasta Padang Padang, las rompientes de Bali gozan de fama mundial. Sin embargo, la isla indonesia también es idónea para que los niños aprendan a surfear gracias a los afables monitores, la cálida temperatura del agua y las olas de arena uniformes de Legian, cerca de Kuta. Dichas olas tienen la potencia justa para empujar las tablas de espuma sin impedir remar. Legian, menos caótica que Kuta y más discreta que Seminyak, posee un ambiente vacacional y una notable oferta de cafeterías y restaurantes. También se puede practicar paddleboard y wakeboard.
Localidad más cercana // Kuta

PLAYA DE SOMO

Somo tal vez cuente con la ola más constante de España. Apenas a 25 km de Santander, es un paraíso para todo amante de la tabla. Con el paso de los años, la comunidad local se ha orientado a satisfacer las necesidades de los surfistas visitantes abriendo
tiendas especializadas, albergues, bares, restaurantes y campings. Todo ello gracias a una rompiente fiable que genera una excelente ola de arena de hasta 1,8 m de altura (si es más pequeña, resulta perfecta para los principiantes). Lo genial es que, conforme crece la marejada, la ola se vuelve más hueca e idónea para sesiones de alto rendimiento. Como en el resto de la
zona, los meses de otoño e invierno son los más aconsejables, sobre todo con marejadas del norte o del noroeste.
Localidad más cercana // Santander

WOOLAMAI, VICTORIA. AUSTRALIA

La historia del surf en Australia es antigua; hay quien dice que empezó justo aquí, en Cape Woolamai, donde se forma una larga y amplia ola de playa, apenas a hora y media en coche desde el barrio de St Kilda, en Melbourne (un sitio famoso por sus tostadas de aguacate). Además de la facilidad de acceso hay aparcamiento, una pasarela de madera que conduce a la playa y una salida a remo bastante fácil hasta las cambiantes olas que pueden ir hacia la izquierda o la
derecha. Aunque es mejor en invierno, en verano también se forman olas divertidas, más pequeñas. Los acantilados de granito rosa son una maravilla y la playa, preciosa.
Localidad más cercana // Cape Woolamai, isla Phillip


LOS MEJORES LUGARES DEL MUNDO PARA HACER SURF

Lonely Planet – Geoplaneta, 2021
18.5 x 24 cm.
328 páginas
Rústica con solapas
PVP c/IVA: 25 €
A la venta desde el 2 de junio de 2021

Esta guía de olas y de destinos de surf, cuenta además con la colaboración de escritores especializados en este deporte de todo el mundo, como el ganador del Premio Pulitzer William Finnegan, y todos los artículos se acompañan de fotografías impresionantes que inspiran nuevos viajes. Esta es la guía por excelencia para los
surfistas que buscan su próximo salto épico.

Entre los 200 destinos que cubren las 328 páginas de este libro, desde Bells Beach en Australia hasta las islas Maldivas salpicadas de coral, encontrarás el lugar soñado para irte con la tabla. Además, este libro te llevará a algunas de las rompientes con más adrenalina del mundo, incluidas Teahupoo en Tahití y Puerto Escondido en México, así como a opciones más fáciles para principiantes, como Taghazout en Marruecos, lo que significa que cubre todos los niveles. También incluye los lugares de moda para surfear en todo el planeta, como Bundoran en Irlanda, donde olas de categoría mundial atraen en la actualidad a surfistas de todo el mundo.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: