Nuevo TAG HEUER Aquaracer Professional 200, un reloj hecho para exploradores y amantes de la aventura

reloj-Tag-Heuer-Aquaracer-Professional-200

El modelo Aquaracer Professional 200 inaugura un nuevo capitulo en la historia de los relojes TAG Heuer, diseñados y concebidos para las mayores aventuras de la vida.

TAG Heuer recupera la colección Aquaracer Professional con el modelo Aquaracer Professional 200, un reloj herramienta de lujo con un diseño muy personal y elegante; un auténtico todoterreno que prosigue con el rico legado de la histórica marca suiza de relojes deportivos de alto rendimiento, iniciado hace ya cuatro décadas.

El reloj Aquaracer Professional 200 estará disponible con una caja de acero inoxidable de 30 o 40 mm. Cada modelo contará con un bisel giratorio unidireccional con doce facetas, ofrecerá una estanqueidad hasta 200 m y estará equipado con un movimiento mecánico automático o de cuarzo. El Aquaracer Professional 200 es un reloj herramienta robusto y sofisticado a la vez, con el que el usuario podrá hacer frente a los numerosos desafíos de la vida.

«El reloj Aquaracer es un modelo TAG Heuer tan auténtico como un Carrera o un Monaco. Los códigos y la filosofía que subyacen a este reloj se definieron hace décadas y continúan siendo hoy en día tan pertinentes y apasionantes como siempre, sobre todo en esta época de nuevos comienzos y proyectos. El modelo Aquaracer Professional 200 es un compañero ideal para una vida frenética y memorable, llena de aventuras y logros, una vida superando los límites». Frédéric Arnault, CEO de TAG Heuer.

UN NUEVO CAPÍTULO EN LA HISTORIA DE TAG HEUER

La historia de la colección Aquaracer Professional continúa

El año pasado, TAG Heuer dotó de una nueva vida a la colección Aquaracer con el lanzamiento del Aquaracer Professional 300, el reloj de lujo definitivo de la marca para buceadores.

La historia comenzó en 1978, cuando Jack Heuer presentó la Referencia 844 de Heuer. Diseñado para hombres y mujeres amantes de los deportes al aire libre y de las aventuras en la naturaleza —tanto en tierra como en el agua—, aquel reloj definió una nueva categoría de relojes de pulsera, versátiles y de alto rendimiento, en los que se podía confiar incluso en condiciones extremas.

La denominación «Aquaracer» se introdujo en 2004 y mantuvo el legado de los seis códigos de diseño de la colección: un bisel giratorio unidireccional, una corona a rosca, la resistencia al agua hasta una profundidad mínima de 200 metros, índices luminosos, un cristal de zafiro y un doble cierre de seguridad.

Justo después del modelo Aquaracer Professional 300 llega su hermano, el reloj Aquaracer Professional 200, diseñado para ser tan cómodo durante un vuelo a gran velocidad como al practicar esquí o caminar por la calle a paso firme. Al igual que el Aquaracer Professional 300, su hermano mayor de 43 mm, este modelo también respeta los seis códigos de diseño establecidos hace más de cuarenta años.

Cada nueva versión de estos relojes se caracteriza por su refinamiento. El mayor de los dos que se presentan hoy tiene un diámetro de 40 mm y un grosor de 11 mm, que le proporcionan una silueta más estilizada y un perfil más esbelto que el modelo al que sustituye, de 41 mm de diámetro y 12 de grosor. Los equipos de ingeniería y diseño de TAG Heuer han desarrollado un reloj acorde con los principios fundamentales del reloj Aquaracer, pero que aporta mayor sofisticación y una durabilidad aún más amplia.

«Si uno contempla el modelo Aquaracer Professional 200, puede apreciar nuestra intención de crear un reloj para uso diario que, sin embargo, conserva el aspecto de reloj herramienta que los amantes de TAG Heuer esperaban de los iconos del pasado, como la Referencia 844 y los modelos de las colecciones 1000 y 2000. Representa una evolución de toda su historia». Guy Bove, Director Creativo de TAG Heuer.

reloj-Tag-Heuer-Aquaracer-Professional-200

TRAZANDO LAS LÍNEAS

Una comparación entre los modelos Aquaracer Professional 200 y 300

Resulta fácil definir la relación entre los modelos Aquaracer Professional 200 y 300. Ambos cuentan con el famoso y ahora mejorado bisel con 12 facetas introducido por primera vez en 1995; ambos lucen una esfera decorada con un patrón repetitivo y refinado de líneas horizontales; ambos cuentan con asas más cortas, esculpidas y biseladas, con acabados cepillados y pulidos; ambos están equipados con una correa con tres puntos de sujeción, y están dotados de una corona de rosca con doce facetas y protección.

Una inspección más detallada pone de relieve una serie de diferencias sutiles, pero claras, todas las cuales confieren al reloj Aquaracer Professional 200 un carácter y una versatilidad únicos. Por ejemplo, el modelo Aquaracer Professional 200 es considerablemente más compacto gracias a su diámetro de 40 mm (frente a 43 mm); además, existe una versión con una caja más reducida de 30 mm. El bisel sigue incorporando una escala de buceo, solo que ahora está grabada en una inserción de acero, en lugar de cerámica. El punto central de sujeción de la correa está pulido, no cepillado, lo que proporciona al reloj Aquaracer Professional 200 un aspecto más formal con el objetivo de aumentar su versatilidad para poder utilizarlo en el mar o la montaña, en la oficina o en una escapada de fin de semana.

«El ojo humano puede interpretar las formas bastante bien cuando tienen un acabado mate. El contraste que hemos creado entre los acabados verticales cepillados y los acabados pulidos de la caja hace que escapen en buena medida a la visión, lo que genera la impresión de un perfil más fino». Guy Bove, Director Creativo de TAG Heuer.

Las diferencias continúan cuando llegamos a la geometría. Allí donde el modelo Aquaracer Professional 300 exhibe marcadores horarios octogonales, una aguja de las horas de gran tamaño y detalles amarillos, el reloj Aquaracer Professional 200 adopta los códigos más clásicos de un reloj deportivo, con marcadores horarios trapezoidales de bordes rectos, agujas más pulcras en forma de espada y detalles de un blanco resplandeciente. Para mejorar la legibilidad de la esfera, los marcadores horarios y las agujas también están revestida de Super-LumiNova, si bien no se ha aplicado material luminiscente al bisel para crear un look más artesanal.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------
reloj-Tag-Heuer-Aquaracer-Professional-200

SABIDURÍA INTERIOR

Diferentes opciones de movimiento, diamantes y un nuevo diseño para el reverso de la caja

El nuevo modelo Aquaracer Professional 200 ofrece diversos tipos de movimientos. En la colección de 40 mm hay dos referencias automáticas y otras dos de cuarzo, mientras que en la de 30 mm hay dos opciones automáticas y cinco de cuarzo. Esto supone otra diferencia con respecto al modelo Aquaracer Professional 300, que solamente está disponible con un movimiento mecánico automático.

La elección del movimiento conlleva cambios en el diseño y la funcionalidad del reloj. Los modelos automáticos se distinguen por sus esferas con gradiente fumé (ahumado), ventanillas de fecha (pero sin cristal de aumento, con el fin de mantener el perfil estilizado del reloj), grandes segunderos revestidos con Super-Luminova y escalas de minutos más detalladas. Los modelos de cuarzo carecen de fecha y presentan, en cambio, un aspecto más reducido, aunque por lo demás conservan la misma estética e idénticas características técnicas.

reloj-Tag-Heuer-Aquaracer-Professional-200

«Tanto en las versiones automáticas como en las de cuarzo, hemos interpretado el tema de la elegancia, dotando al reloj de un bisel más estrecho, índices más largos y marcadores más destacados a las 3, las 6, las 9 y las 12. Se trata de un reloj más urbano en el sentido de que es más elegante y refinado, un modelo que se puede combinar a la perfección con un traje. Ese es el motivo por el que apostamos por una esfera fumé para las versiones automáticas, por ejemplo». Guy Bove, Director Creativo de TAG Heuer.

En la gama de 30 mm encontramos opciones más elegantes y divertidas. Hay tres modelos de cuarzo con esferas de color plateado claro, azul claro o negro con efecto «rayos de sol»; un modelo de cuarzo con una esfera de nácar blanco y diminutos diamantes; otro modelo de cuarzo que incorpora un bisel engastado con diamantes a la esfera de nácar blanco con diamantes diminutos; y, finalmente, dos relojes automáticos con esfera ahumada de color azul o negro y también dotada de minúsculos diamantes. Una vez más, los modelos automáticos cuentan con ventanilla de fecha.

Uno de los atributos que comparten todas las referencias del nuevo modelo Aquaracer Professional 200 es el diseño del reverso de la caja. Dado que estos relojes están diseñados para captar el espíritu indomable de la exploración, su reverso está grabado con una brújula, en lugar de la escafandra de buceo que caracterizaba el reverso de la caja de la colección Aquaracer (y sus predecesores) desde 2002. En segundo plano, estos modelos conservan el patrón hexagonal grabado que ya lucía el reloj Aquaracer Professional 300.

reloj-Tag-Heuer-Aquaracer-Professional-200

UNO MÁS EN LA FAMILIA

Una colección caracterizada por innovaciones de ingeniería compartidas

El nuevo modelo Aquaracer Professional 200 está equipado con algunas mejoras de ingeniería adicionales que se introdujeron por ver primera en el reloj Aquaracer Professional 300, aunque no resultan evidentes de forma inmediata. Por ejemplo, las mejoras en el bisel que se detallaron en el Aquaracer Professional 300 también están presentes en el nuevo reloj. El mecanismo giratorio del bisel es altamente fluido, aunque todavía podremos escuchar ese tranquilizador «clic» que indica su fiabilidad bajo presión y nos garantiza que estamos ante un reloj con una ingeniería exquisita.

Ambos relojes cuentan con una correa más fina y elegante que continúa con la larga tradición de TAG Heuer de diseñar correas ergonómicas que se adaptan a la curvatura natural de la muñeca de cada usuario. Además de su alta flexibilidad y durabilidad, la correa del modelo Aquaracer Professional 200 está equipada con un cómodo punto de sujeción con una extensión de 7 mm que se puede ajustar utilizando un ingenioso mecanismo de presión y extracción.

Además, los dos modelos de la colección Aquaracer Professional han sido inteligentemente diseñados, de forma que su ondulación desde las facetas del bisel facilita la sujeción y el ajuste. Se han eliminado los riders que lucían los biseles de la generación anterior de Aquaracer, con lo que se consigue crear el perfil continuo del Aquaracer Professional 200.

Como resultado de ello, ambos modelos de la colección Aquaracer Professional ofrecen una apariencia y una estética igualmente refinadas, brindando así una experiencia intensamente gratificante al usuario. Se trata de relojes herramienta que, sin embargo, reconocen el imperativo que subyace a un artículo de lujo: el de proporcionar una experiencia sensorial y humana cada vez que se utilizan. El desarrollo de este ejemplar es el resultado de décadas de experiencia y de una nueva temporada de investigación sobre diseño.

«La supresión de los riders ha ayudado a proporcionar una identidad muy clara a la nueva generación de relojes Aquaracer Professional». Guy Bove, Director Creativo de TAG Heuer.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: