¿Cuánta violencia es violento? Un viaje a través de las mejores películas de Quentin Tarantino

mejores-peliculas-quentin-tarantino
Azpilicueta-Robadoble-300x600-DMPU

«Para mí, la violencia es un asunto totalmente estético»

Quentin Tarantino

El propósito de Quentin Tarantino como cineasta es agradar a su audiencia y tal vez por esa razón siempre ha sentido una extraña fascinación por lo excesivo y lo abrupto. Según el propio director de cine, «la crueldad es una de las cosas más entretenidas de ver en la pantalla». Este furor es uno de los ingredientes indispensables con los que el director cocina cada una de las trama de sus películas (con contadas excepciones). Por eso, aunque el clímax de sus cintas tiene como sello identificativo la violencia, resulta complicado quitar los ojos de la pantalla.

Este amante de la cultura popular nació el 27 de marzo de 1963 en Knoxville, Tennessee. Cuando tenía dos años él y su madre se mudaron a Los Ángeles. Más adelante, cuando decidió convertirse en actor, cambió su nombre para usar el de su padre biológico (Tony Tarantino) pues hasta ese momento había usado Zastoupil, nombre de su padre adoptivo. Si bien su primera vocación fue la de actor, el único trabajo que consiguió actuando antes de dirigir Reservoir Dogs fue el de imitador de Elvis en la serie de televisión The Golden Girls (el episodio se llama Sophia’s Wedding y fue transmitido el 19 de noviembre de 1988). En 1983 comenzó a trabajar en una tienda de videos llamada Video Archives en Manhattan Beach. Cuánto influiría este trabajo en su carrera como director ha sido exagerado por los medios y por el propio Tarantino.

A diferencia de Scorsese, Tarantino no utiliza la pantalla como lugar desde el que transmite un mensaje, sino como el lugar desde el que divierte a la audiencia. Tarantino es maestro en el arte de revestir con una seductora estética cada una de las secuencias en las que el ensañamiento, la sangre, las blasfemias y la destrucción invaden la pantalla y es entonces cuando las espadas y las pistolas de sus personajes entran en acción.

Y es que, la historia de la violencia en el cine es la crónica de cómo aquellos que producen las imágenes violentas presionaron hasta el punto de lograr que estos límites cambiasen. La evolución de la violencia representada audiovisualmente va de la mano con la cantidad de violencia que el público puede aguantar. A medida que los espectadores están preparados para más, los directores se atrevieron a hacer representaciones más atrevidas. La violencia en Tarantino rara vez es repentina. Esto le da al espectador la oportunidad de prepararse para lo que viene y evitan-do así la violenta sorpresa que genera el cine de terror.

Es incuestionable que el de Knoxville creció mamando el storytelling sangriento de los años 70 y comienzos de los 80, de los cuales es un comprometido fanático: el cine de artes marciales (específicamente de kung-fu) y el género italiano llamado giallo.

Tarantino considera que la realidad no es el propósito del cine, sino todo lo contrario y esto es especialmente cierto cuando el cine representa hechos violentos. La violencia de Tarantino rompe ese vínculo incómodo que la unía a la realidad y abre las puertas de una estética de la violencia que ha hecho que nos enamoremos de sus películas.

LAS MEJORES PELÍCULAS DE QUENTIN TARANTINO

Django desencadenado (2012)

En el oeste americano, en la época de la esclavitud, Django es liberado por un cazador de recompensas de origen alemán quien le enseña a usar una arma. El ex esclavo muestra tener un talento innato, puntual y específico a la hora de usar un Revólver por eso, el cazarrecompensas lo compra y le promete su libertad con la condición de capturar vivos o muertos a los Brittle. Ellos son un grupo de negreros que poseyeron anteriormente a Django y su esposa. El protagonista desarrolla habilidades que le ayudan poco a poco a conseguir la libertad de su esposa, dejando un camino de sangre en el trayecto. Quentin Tarantino quería retratar la importancia histórica y el contexto de la época de las víctimas de la esclavitud, a final de cuentas, era la desmesurada historia de amor de un esclavo que no era considerado por nadie de raza blanca. Jamie Fox, ganador del premio Oscar, protagoniza la película y demuestra tras pantalla que aferrarse al amor en tiempos de maldad y brutalidad, es una experiencia de injusticia poética.

Malditos bastardos (2009)

Un batallón de vengativos soldados judíos conocidos como los malditos bastardos, tienen como objetivo asesinar a Hitler y a los involucrados del Tercer Reich alemán. Quieren vengarse de cualquier soldado que vista de uniforme nazi mediante las técnicas más sangrientas y violentas que te puedas imaginar. La oportunidad para cumplir esta hazaña se presenta en una función de cine de París que es administrada por Shoshanna Dreyfu, cómplice del batallón y también víctima de los abusos nazis. En esa sala se encontrarán los altos jefes nazis y el enfrentamiento deja al público boquiabierto. La película de carácter bélico fue nominada a mejor película y Christopher Waltz ganó como mejor actor de reparto.

Pulp Fiction (1991)

John Travolta y Samuel L. Jackson se presentan como dos asesinos que acatan órdenes de un gángster en Los Ángeles. Deben cumplir varias misiones, pero la historia se centra en la búsqueda de un maletín robado que pertenece a su jefe, en esta trayectoria suceden acontecimientos insólitos que conforman el final de la película. Lo que convirtió a Pulp Fiction en una de las películas más influyentes de la década de 1990 fueron “las pequeñas diferencias” con otras películas policíacas. El enfoque de Quentin Tarantino hacia la narración, la forma en que torció el tiempo, hizo avanzar la historia a través del diálogo y la violencia y, en general, marcó su estilo como director, lo convirtió en uno de los cineastas más atractivos de los años 90. Con Pulp Fiction, Tarantino revisó el género criminal en el cine moderno y en el cine independiente. La película entrelaza cuatro historias violentas sobre una pareja de ladrones, la esposa de un narcotraficante; dos mafiosos sicarios y un boxeador. Su título encaja perfectamente, como en las viejas revistas pulp, en la película nadie es regular, y los días ordinarios no existen.

Azpilicueta-banner-movil-300x250

Kill Bill 1 (2003)

Una visita audiovisual a la violencia coreográfica de los años 70. Los miembros de la banda de una organización criminal intentan atacar a una de los suyos, Uma Thurman, asesina profesional. Así es como Thurman emprende el camino a vengarse de quienes alguna vez fueron sus colegas. Kill Bill tiene una trama de venganza moderna, la película presenta varios combates mano a mano y peleas de espadas que normalmente se pueden relacionar con las películas de artes marciales hongkonesas.

Kill bill 2 (2004)

Este volumen tuvo mejor acogida en los cinéfilos porque Tarantino presenta a una Uma Thurman que atraviesa la pantalla tan solo con su mirada y habilidades violentas. Aquí la protagonista conocida como “La Novia” continúa su venganza para eliminar a todos los miembros de la banda y también con su exjefe, el objetivo más crucial de eliminar. Se magnifican las acciones de violencia aunque son de menor cantidad y de alguna forma esta película se siente más íntima que la primera.

Reservoir dogs (1992)

Un atraco que se entiende a través de un soberbio guión. Tarantino logró demostrar al mundo un nuevo estilo de cine y una nueva forma de relatar lo evidente o ya conocido. Un bando organizado se enfrenta con policías en medio de un robo que fue previamente avisado al grupo policial. ¿Hubo un soplón? A pesar de la muestra excesiva de violencia, crímen y sangre, el director envía un mensaje que muestra cómo la desconfianza puede dividir vínculos de aquellos que son fieles y de los que traicionan.

Jackie Brown (1997)

Muestra reconocimiento a la explotación de las personas de color y es un drama criminal en donde el director logra despojarse de sus atributos más usados como la violencia para transmitir un enfoque más simbólico. Demuestra al público una historia de gran profundidad y calibre, ha tenido buenas y malas críticas porque su público está acostumbrado a un ambiente belicoso. Un mafioso y traficante de armas utiliza los servicios de la azafata, Jackie Brown, para trasladar cantidades enormes de dinero a México. En uno de sus viajes, dos policías la atrapan y amenazan con meterla a la cárcel si es que no ayuda a pillar al mafioso detrás del negocio.

Érase una vez en Hollywood (2019)

Con Leonardo DiCaprio de protagonista y Brad Pitt de personaje secundario, el maestro del cine muestra una historia de dos actores veteranos que intentan adaptarse a los cambios radicales que vienen con Hollywood en los años 60. Estos cambios buscan una nueva generación de estrellas de la cual estos personajes ya no forman parte. Se comprende que esta época termina en catarsis y lo demuestran los viejos del Hollywood en esta tragedia poética. Son grandes amigos unidos por la actuación, Brad Pitt es el doble de acción y amigo de DiCaprio, viven momentos únicos. Denominada por críticos como una película inamovible y esplendorosa.

Abierto hasta el amanecer (1995)

Robert Rodríguez el director de esta película y Tarantino de guionista, lograron crear un espectáculo abrumador de inspiración en la Mitología Azteca. Dos hermanos criminales, uno de ellos George Clooney y el otro Quentin Tarantino. ¡Sí también actúa! Quieren huir de la policía e intentan ir a México, pero no tienen el camino fácil porque tanto el FBI como el cuerpo policial les respiran en la nuca constantemente.

Los odiosos ocho (2015)

Los odiosos ocho se quedan en un refugio en algún lugar de Wyoming a causa de una tormenta. Un sureño, unos pasajeros, una fugitiva y demás, se quedan varados y montan una historia de western con mucha nieve en donde luchan por sobrevivir. Es la octava película de Tarantino y ganó el premio: Globo de Oro a la Mejor Banda Sonora.

12. A prueba de muerte (2007)

El crítico del cine, Jeffrey M. Anderson dijo que esta película es una: “expresión liberada de las limitaciones del género Grindhouse, A prueba de muerte puede ahora esparcirse, encontrar sus propios ritmos, y emerger como otro excelente clásico de Tarantino”. Las mujeres se muestran como personajes indomables y salvajes que cometen actos ilícitos y ponen de contexto los años 70. Aquella época donde era frecuente ver a mujeres como iconos sexuales, a los carros como naves de velocidad y machismo, y a las drogas como fuente primaria de estatus social.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Azpilicueta-banner-movil-300x250