Seis razones por las que viajar a Torralbenc en otoño

Desconectar en Menorca, rodeados de naturaleza, exquisita gastronomía y buen vino

Septiembre y octubre son meses ideales para visitar Menorca y sumirse en la tranquilidad absoluta de la isla y de uno de sus alojamientos más especiales: Torralbenc.

Inaugurado en el año 2013 en Alaior (localidad entre Mahón y Ciudadela) Torralbenc se ubica en una antigua finca agrícola de 70 hectáreas, rodeada de zonas ajardinadas y viñedos con vistas al mar. El conjunto destaca por su cuidada arquitectura, para la que se recuperaron las edificaciones originales del predio, respetando su esencia y utilizando materiales tradicionales. En estos años de trayectoria se ha alcanzado la armonía perfecta entre paisaje, arquitectura, confort, gastronomía, servicio y propuestas de bienestar para hacer de la estancia una experiencia absolutamente única en Menorca.

Esta finca menorquina, que cerrará temporada el próximo 30 de octubre, nos da seis motivos por los que disfrutar de este enclave único junto a las mejores calas y playas de arena blanca. Paseos por su singular viñedo, pescado fresco a la parrilla, una travesía en barco por las aguas turquesas o masajes al aire libre son solo algunas de las razones para visitar Torralbenc antes del cierre, sin olvidar placeres más cotidianos como el simple hecho de leer un libro tranquilamente frente al mar, y ver esas inolvidables puestas de sol que este privilegiado lugar ofrece también en otoño.

Disfrutar de la tranquilidad de la isla y de su clima

Cuando acaba el periodo de estío, da comienzo el momento perfecto para descubrir la isla sin aglomeraciones y sin excesivo calor, ya que la temperatura oscila los 22º. Pero, sobre todo, es la oportunidad  de vivir cada momento con mucha calma, disfrutando  sin grandes esperas. Todo aquel que lo desee podrá relajarse y vivir una completa experiencia “slow” a través de las diferentes actividades que Torralbenc propone.

Playas, aguas cristalinas en calma y rutas en barco

Todavía en esta época el agua en Menorca sigue estando apetecible para bañarse y las toallas encuentran  siempre un hueco cerca de la orilla, a pesar de no hacer tanto calor. Para disfrutar del mar, Torralbenc propone una excelente oferta de ocio con atractivas alternativas para descubrir la Menorca más auténtica como navegar a bordo de un clásico llaut balear -de nombre “Talatí-”, un barco que refleja la tradición marinera de Menorca; practicar paddle surf o descubrir la Reserva marina de la biosfera más grande de Europa en una inmersión de buceo organizada por el equipo del hotel. Todo esto gozando de la tranquilidad de las aguas en esta época del año.

Camí de Cavalls y Menorca prehistórica

Una ruta ancestral para recorrer la isla y reconectar con el entorno natural de una forma diferente. Torralbenc pone a disponibilidad de sus huéspedes la posibilidad de realizar el Camí de Cavalls de una manera privilegiada, ya que en esta época la isla se encuentra menos abarrotada, la temperatura es óptima y se pueden apreciar los colores ya otoñales. Los visitantes también pueden acceder a distintas rutas para descubrir la cultura talayótica y la Menorca más prehistórica a través de sus yacimientos arqueológicos.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

Vivir la gastronomía de Menorca

Estos meses son también interesantes para disfrutar de la gastronomía de Menorca, algo que, sin duda, se puede encontrar en el restaurante Torralbenc, asesorado por el chef Gorka Txapartegi, y con Luis Loza como jefe de cocina. Aquí, los comensales podrán degustar recetas adaptadas a la cocina mediterránea actual con dos interesantes propuestas: un menú degustación que incluye 6 platos maridados, donde predominan los sabores del mar y de la tierra; y la carta, con una extraordinaria variedad de arroces, carnes, pescados y verduras a la parrilla para disfrutar de la materia prima local de temporada. Para completar la experiencia, nada mejor que descubrir la bodega del restaurante, seleccionada por la maitre Mónica Olosutean y que recientemente ha sido galardonada por la revista Wine Spectator en sus Best of Award of Excellence. Un reconocimiento que tan solo ostentan nueve restaurantes españoles, y destaca restaurantes que, en sí mismos, son destino para los amantes del vino, ya que mantienen un firme compromiso con el vino a través de su bodega y de su equipo humano.

Momento ideal para visitar los viñedos

Torralbenc cuenta además con sus propios vinos, elaborados en la bodega del agroturismo. Y dado que en septiembre los viñedos de Menorca se encuentran en vendimia, este mes resulta ideal para conocerlos. De hecho Torralbenc organiza, tanto para sus clientes como para todos los que viajen a la isla, visitas guiadas y personalizadas por sus viñedos, así como catas de los diferentes vinos que elaboran allí. Actualmente, la finca dispone de 16 hectáreas de viñedo con diferentes variedades de uva: Merlot, Syrah, Monastrell, Parellada, Sauvignon blanc, Viognier, Chardonnay, Pinot noir, Manto negro y Malvasía. Un proyecto (bodegastorralbenc.com) que les otorgó el premio al Mejor Hotel Enoturístico en los International Wine Challenge Merchant Awards Spain 2019

Tranquilidad en plena naturaleza

La rehabilitación de esta tradicional finca menorquina de 70 hectáreas, perfectamente integrada en su entorno natural y que recobró la esencia de la arquitectura típica de la zona, permite contar con unas excepcionales instalaciones al servicio de los clientes. Veintisiete habitaciones totalmente equipadas y pensadas para ofrecer la máxima comodidad y tranquilidad, una piscina de agua salada, restaurante y un área de fitness. Además, la zona wellness de Torralbenc, ofrece un espacio único de  bienestar para relajarse en esta época del año –tanto para huéspedes como para visitantes- de la mano de las prestigiosas firmas Natura Bissé.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: