Cómo montar tu propia marca de ropa y no morir en el intento

como-montar-marca-de-ropa

Emprender se ha puesto de moda, pero no todo el mundo está preparado para las desventuras del mundo empresarial. Si tu sueño es tener tu propia firma de ropa y ver tus colecciones desfilando en las mejores pasarelas del mundo, toma nota de los siguientes consejos. Te ayudarán (como mínimo) a que nada te pille por sorpresa.

[rrss_buttons twitter=’on’ facebook=’on’ pinterest=’off’ linkedin=’on’ whatsapp=’on’]

Para todos aquellos emprendedores amantes de la moda y del sector textil: si tu sueño es convertirte en el próximo Amancio Ortega, o por lo menos, montar un negocio de ropa que te permita vivir bien (es decir: pagar un alquiler, tener llena siempre la nevera, pegarte algún caprichito que otro y disponer de tu propio tiempo), tienes que estar preparado para afrontar los obstáculos y las adversidades así como convertirte en la persona más productiva y eficaz del planeta. Sólo así lograrás tu objetivo. Poner en marcha cualquier negocio es una gran hazaña, así que prepárate para dedicarle horas, superar los dolores de cabeza y trabajar sin mirar el reloj. Muchos jóvenes ya lo han conseguido y son auténticos referentes en nuestro país. Si quieres saber cómo lo han logrado, sigue leyendo y te revelamos las claves para que aprendas a iniciar tu propio negocio de ropa con éxito. Antes de que te des cuenta… ¡puede que aparezcas en la portada de Rísbel!

Cinco consejos para montar tu propia marca de ropa

Al iniciar un negocio de ropa, hay cinco puntos clave que debes tener en cuenta:

1.Diferénciate de tu competencia
2.Ten en cuenta el presupuesto
3.Sé extremadamente organizado
4.Prueba tu producto antes de fabricarlo en masa
5.Estate al tanto de las tendencias para desarrollar nuevas ideas

[cm_ad_changer campaign_id=»12″]

IDENTIFICA LO QUE HACE ESPECIAL A TU LÍNEA DE ROPA

Son innumerables los negocios de ropa que están en auge en todo el mundo. Pero, ¿qué hace que su marca sea única? Sin un factor distintivo, no serás más que otra empresa de ropa que produce los mismos estilos que hemos visto una y otra vez. Incluso si estás pensando en lanzar una empresa de camisetas, tu marca tiene que ser fresca y cautivadora.

Al buscar este factor diferenciador, puede ser útil determinar quiénes son tus consumidores para poder orientar tu marca hacia sus sensibilidades. Por ejemplo, una base de clientes adolescentes buscará algo totalmente diferente a los mayores de 50 años, en la mayoría de los casos.

como-montar-una-marca-ropa-moda
Juan Fernández-Estrada y Nacho Rivera, creadores de Blue Banana, han revolucionado el mercado textil con sus famosos diseños de la X

CREA UN PRESUPUESTO RAZONABLE

Tal vez hayas ahorrado durante años para poner en marcha tu negocio de ropa. Quizá tengas un prestamista, un socio o hayas sido bendecido con una herencia. Sea como sea que hayas conseguido la pasta para montar tu empresa, es importante que hagas un presupuesto coherente e inteligente. Si no eres especialmente experto en finanzas, busca el consejo de un asesor financiero que pueda ayudarte a desenvolverte en este ámbito concreto.

Cuando planifiques el presupuesto de tu empresa de ropa, deja un amplio margen de maniobra para los gastos inesperados, porque habrá muchos. Lo último que necesitas es endeudarte mucho antes de que tu negocio empiece a tener movimiento. Aunque no puedes escatimar en gastos imprescindibles, puedes ser frugal en ciertos aspectos. Una vez que empieces a obtener beneficios, podrás reevaluar tu presupuesto de forma adecuada y responsable.

LA ORGANIZACIÓN ES LA CLAVE

Poner en marcha un negocio (de ropa o de lo que sea) implica todo tipo de factores, desde el trato con los fabricantes y el manejo de las redes sociales hasta la creación de un sitio web, la contratación de empleados y mucho más. Con tantas pelotas en el aire, es fácil que las tareas se pierdan. Por eso, organizarse es la única manera de mantener la cordura.

Apóyate en las hojas de cálculo, los calendarios y el reparto de responsabilidades. Uno o dos becarios pueden ser muy útiles para poner en marcha tu empresa. Apóyate en tu equipo para que se encargue de las tareas, ya que no puedes hacerlo todo. Céntrate en el panorama general, delega cuando sea necesario y mantén tus planes. A medida que vayas avanzando, haz los cambios necesarios para que tu negocio funcione con más fluidez y eficacia.

PRUEBA TU PRODUCTO

Antes de poner en marcha tu línea de ropa, tendrás que hacer algunos estudios de mercado para asegurarte de que tus productos se van a vender. Las pruebas pueden ahorrarte disgustos económicos y emocionales. Por muy ilusionado que estés en lanzar tu negocio, tienes que empezar con algo pequeño y ver qué pasa.

Puedes utilizar los comentarios que recibas para ajustar tus prendas, el mensaje de la marca y el área de enfoque. Puede que pienses que tus productos son «la bomba», pero las opiniones de los demás pueden orientarte en otra dirección. Escucha y aprende, y el despegue estará guiado por opiniones reales.

SIGUE EVOLUCIONANDO

Si tienes la suerte de ver el éxito, no dejes que se te suba a la cabeza. Nada está prometido y e mundo de los negocios es una montaña rusa permanente. Tan pronto estás arriba como estás abajo y si nos has sido precavido (y humilde…) tu negocio puede pasar de estar de moda a «no estarlo» en un abrir y cerrar de ojos.

Sigue siendo único, pero también manténte al día con las tendencias, las pasarelas internacionales y los patrones de consumo. Estar al día te mantendrá en el punto de mira del público, te hará ganar más clientes fieles, aumentará el número de seguidores en las redes sociales y quizás incluso consigas la atención de inversores de alto nivel. El éxito a largo plazo será tu reclamo a la fama.

Ahora que ya sabes cómo montar un negocio de ropa, empieza el proceso hoy mismo. Tu habilidad para saber lo que está de moda, junto con tus habilidades comerciales, es un combo ganador para crear un imperio.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: