532x520

Con unas dimensiones de 4,36 m de longitud, 1,80 m de ancho y 1,52 m de alto, el nuevo Citroën ë-C4 se enmarca dentro de los las berlinas compactas con estilo SUV, dada su mayor altura libre al suelo, pero con una carrocería coupé, que le permite contar con ADN deportivo

Desde su llegada a los concesionarios europeos a principios de 2021, los C4 y ë-C4, fabricados en la planta de Villaverde de Madrid en exclusiva mundial, se han impuesto en el competitivo segmento C de los compactos. Los C4 y ë-C4 han sido descubiertos como modelos clave en este mercado, habiendo conquistado hasta la fecha a más de 30.000 usuarios en los seis meses que llevan a la venta en Europa.

Con un diseño atrevido, el ë-C4 ofrece un nuevo concepto en el corazón del segmento de los compactos. Con su imagen de carrocería elevada y enérgica, sus formas combinan la elegancia y dinamismo de un compacto convencional al tiempo que añade pinceladas de los SUV, otorgándole mayor fuerza y carácter. Su acogedor y tecnológico interior refleja desde el primer instante bienestar, confort y modernidad.

Este eléctrico se mueve con un motor de 136 caballos y 260 Nm de par, que ya impulsa a otros modelos como el Peugeot e-208 o el DS 3 Crossback E-Tense. Alimentado por una batería de iones de litio de 50 kWh, asegura una autonomía de hasta 350 kilómetros según el ciclo WLTP. Esta cifra sitúa al modelo ë-C4 en una zona destacada de su segmento, capaz de cubrir las necesidades básicas del día a día.

Una vez dentro, el salpicadero presenta un diseño muy limpio y horizontal, con plásticos de buena calidad y unos ajustes más que aceptables. La pantalla del sistema de infoentretenimiento está ubicada en una posición elevada, accesible y fácil de manejar. Su funcionamiento es correcto e incorpora un buen número de funciones, incluyendo la información del sistema eléctrico, a la que podemos acceder de manera rápida gracias a un botón situado en la consola central. Incorpora la imagen de la cámara trasera y una visión cenital 360 grados que es especialmente útil para aparcar en espacios estrechos.

El Citroën ë-C4 ofrece también la ventaja de poder elegir entre tres tipos de motorización diferentes: Eco, Normal y Sport. El primero de ellos limita la potencia del motor y del sistema de climatización para priorizar la eficiencia, mientras que el más deportivo nos permite exprimir al máximo los 100 kW de potencia del motor eléctrico. Estos modos están muy bien ajustados y las diferencias entre ellos son más que notables. Con el ë-C4, Citroën mantiene su promesa de bienestar y confort a bordo. El confort de conducción está garantizado por los Amortiguadores Progresivos Hidráulicos y los asientos Advanced Comfort. El confort a bordo se refleja en una gran habitabilidad, un almacenamiento inteligente y una amplia variedad de tecnologías, como el Head-up Display.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: