Dicen que un buen viaje primero te deja sin palabras para después, convertirte en todo un narrador, porque viajar es de esas pocas cosas en el mundo que al comprarla te hace más rico. Ocurre lo mismo con el último lanzamiento de la casa Diptyque «Parfum de Voyage», un objeto nómada, perfecto para acompañarte a cualquier lugar de una inspiradora aventura.

Pensado y diseñado como un precioso complemento, este elegante y sofisticado accesorio con forma de cilindro negro puede ser guardado en la maleta, en un bolso, en el bolsillo del abrigo o en el neceser de viaje para ser recargable con tu perfume favorito siempre que sea necesario y estar listo y perfumado cuando la ocasión lo requiera.

Diptyque ha diseñado este nuevo accesorio como un talismán íntimo y trashumante para evocar fantasías propias de otras tierras gracias a su faceta personalizable cona las 72 piezas incluidas, que comprenden letras, números y una estrella, para crear un objeto fiel a la propia imagen.

Y como un trazo particular a todos los viajes posibles, la emblemática casa de aromas ofrece sus cuatro eaux de toilette más simbólicos Do Son, Philosykos, Eau Rose, Eau des Sens, que ahora pueden recargarse en casa gracias a un sistema patentado que garantiza el trasvase preciso y seguro del perfume al cilindro.

Decía el escritor y poeta británico Rudyard Kipling que «lo primero que hay que hacer para entender a un nuevo país es olfatearlo», así pues, si el viaje es una nueva forma de conocimiento y de verdad, una tendencia a imaginar posibilidades lejanas y cotidianas, los pulverizadores de perfume para viaje de Diptyque prometen ser un fiel compañero de estos lugares que se quedan dentro de quien los visita.