Estos son los restaurantes de Formentera en los que tienes que reservar mesa (sí o sí) si visitas la isla

La menor de las Pitiusas propone a sus visitantes una ruta a través de los sabores locales que ensalzan la cocina tradicional con productos autóctonos, incluidos los propios vinos de la tierra.

Formentera se revela como un destino perfecto al que acudir más allá del verano. Durante los meses de entretiempo, la isla goza de un sosiego y una belleza diferente. Cuando la multitud ha abandonado la isla y las playas de desvisten del gentío, nuevos paisajes y actividades se desvelan, animando a locales y visitantes a conocer una tierra con rutas, deportes, y, sobre todo, sabores diferentes.

La cocina de Formentera es el resultado de siglos de interacción de sus habitantes con el mar y con la tierra, dos elementos que se funden en forma de aventura y arraigo, innovación y subsistencia. La gastronomía de esta isla es un reflejo del ritmo del calendario, que acompaña las estaciones del año con productos y elaboraciones propias: los primeros calamares del otoño, la matanza del cerdo a la entrada del invierno, la famosa salsa de Navidad, los productos de la huerta primaveral, etc…

Una de las imágenes más sorprendentes que ofrece el paisaje de Formentera es la de tiras de pescado colgando de ramas de sabina. Es el Peix Sec (pescado seco), uno de sus principales productos autóctonos e ingrediente estelar de la Ensalada payesa. Pescado –raya, cazón…–que, una vez secado al sol, se tuesta al fuego, se desmenuza y se conserva con aceite de oliva.

Pero hay muchos más productos de proximidad, como la miel (de romero o tomillo), los higos secos, el bescuit (pan de prolongado horneado)… o incluso la sal líquida, de gran calidad por la pureza que le otorga al agua del mar la Posidonia Oceánica, y que se presenta en vaporizador para condimentar platos fríos y entrantes.

La tradición culinaria de Formentera, transmitida de generación en generación, también se plasma en la mesa con platos como del Frit de polp (frito de pulpo), los Calamars a la bruta (en su tinta), el Sofrit pagès (con carne y patatas) o el Bullit de Peix (guiso de pescado y patatas). Como dulce guinda, en los postres, las Orelletes (dulce anisado), la Greixonera (pudin de ensaimada) o el Flaó (pastel de queso fresco con hierbabuena). Y como remate digestivo, un Licor de hierbas (aprovechando las muchas arómaticas de la isla, en especial el tomillo).

 Si quieres aprovechar las ofertas de vuelos post vacacionales para disfrutar de estas delicias (y muchas más) en los mejores restaurantes de Formentera, aquí te dejamos nuestra selección de los imprescindibles de la isla:

LOS MEJORES RESTAURANTES DE FORMENTERA

Restaurante Gecko’s Beach Club (playa de Migjorn)

La ubicación del hotel es perfecta si lo que buscas es estar rodeado de naturaleza y tranquilidad. Gecko’s Beach Club se encuentra en plena orilla de la playa, cuya única separación son unos peldaños. Frente a la playa de Migjorn, este restaurante ofrece un desfile de sabores mediterráneos basados en ingredientes frescos y locales. Con una carta equilibrada y generosa, sus platos son una propuesta exquisita de fusión mediterránea e internacional. Destacan los mejillones con leche de coco, las croquetas, el bogavante Pagés con papas fritas y huevos, el arroz meloso, el wok de pollo, la presa ibérica y la tarta de manzana.

Dirección: Ca Mari, Playa Migjorn, 07860 Formentera
Teléfono: 971 32 80 24

Restaurante Can Rafalet (Es Caló)

Con unas espectaculares vistas a la costas de Ibiza, Can Rafaela se erige sobre las aguas de Es Caló en un lugar privilegiado para disfrutar de la auténtica cocina marinera de Formentera. Especializados en las delicias del mar y en los arroces, su carta es una delicada selección de productos locales de calidad y sabores tradicionales, desde pescados frescos a arroces y carnes. Merecen una mención especial el arroz a la marinera, la langosta de Formentera a la plancha, la lubina al horno y el solomillo de ternera.

Dirección: Carrer Sant Agustí, 1, 07872 Es Caló, Illes Balears
Teléfono: 971 32 70 77

Restaurante A mi manera 

En un entorno idílico de Formentera se encuentra el restaurante A Mi Manera, un agradable jardín con encanto repleto de árboles adornados con lucecitas y plantas que rodean las mesas de los comensales prometiendo una velada inolvidable.  


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

Ubicado a solo 500 metros de la hermosa cala Saona, A mi Manera propone una carta basada en la armonía de un huerto orgánico del que obtienen sus productos kilómetro cero: verduras, hortalizas y hierbas aromáticas cultivadas biológicamente, haciendo que la estacionalidad de los productos prime en la selección de los ingredientes de la cocina. Además, una amplia variedad de carnes, pescados gourmet y materias primas de la zona. Ésta es la esencia de la calidad de sus platos.

Dirección: Carretera Cala Saona, Km. 0.2, 07860 Formentera, Balearic Islands
Teléfono: 971 32 29 03

Restaurante Quimera (La Savina)

Inaugurado oficialmente en 1958, el restaurante Quimera de Formentera ha visto crecer a cuatro generaciones ofreciendo una cocina mediterránea de primerísima calidad. Su enclave a pie de playa y mirando al mar lo convierten en un lugar mágico.  Desde la cubertería a la vajilla, el ambiente o iluminación, cada detalle en este lugar está cuidado con un primor indiscutible. La cocina, a cargo de la chef Ana Jiménez (primera estrella Michelín de las Pitiusas y dos SOL de la Guía Repsol en 2020), propone una carta centrada en el producto local, recuperando preparaciones tradicionales reinventándolas.

Exquisitos son el “bullit de peix”, el cordero con higos e hinojo y el bacalao de autor, pisto, olivada, ajos confitados, patata y jugo de pimiento y cebolla al carbón.

Dirección: Av. Mediterrània, 24, 07870 La Savina, Illes Balears
Teléfono: 971 32 22 79

BĪCHI CA NA JOANA

Ca Na Joana es un clásico establecimiento de visita obligada en la isla: abierto solo en temporada y solo por las noches, está especializado en cocina mediterránea tradicional, con especial atención a arroces y pescados.

Ocupa un antiguo caserón de estilo balear en San Francesc, restaurado y decorado con gusto por su bohemio propietario, el suizo George Augsburger –artista y coleccionista de arte residente en Formentera–. Sus patios repletos de buganvillas, el principal presidido por un piano de cola, son el mágico escenario de las mejores cenas en la isla, amenizadas con música en directo, desde flamenco hasta íntimos conciertos de jazz.

Ahora, la carta clásica de Ca Na Joana convive con la de BĪCHI, que opera aquí en una barra con cocina vista en la que el equipo prepara los bocados japoneses frente al comensal. Entre los platos señeros de David González, se encuentran la vieira con sobrasada y miel de Formentera, el nigiri de hamachi (pez limón) con mojo verde y el sashimi variado de pescados premium –que presenta decorado con ramas, plantas y salicornia, en honor a la isla–.

Ofrece también ostras con Bloody Mary de remolacha, zamburiñas flambeadas con ras al hanout, usuzukuri de toro con salmorejo trufado, tartares (de atún picante, de salmón cremoso o de toro), hosomakis variados y uramakis (como el de atún picante y aguacate o el California futomaki de gamba roja).

Dirección: Berenguer Renart, 2. San Francisco Javier, Formentera
Horario: de lunes a domingos, a partir de las 20:30 h
Precio medio: 60 €
Teléfono: 619 48 44 76

Los vinos de la tierra

Como no hay comida perfecta sin un buen maridaje vinícola, la menor de las Pitiusas también cuenta con los excelentes caldos de sus dos únicas bodegas. Cap de Barbaria, cerca de Sant Francesc, trabaja con cuatro variedades de uva (Cabernet sauvignon, Merlot, Monastrell y Fogeneu) produciendo dos excelentes vinos: Cap de Barbaria y Ophiusa. Y al otro extremo de la isla, en el altiplano de La Mola, la bodega Terramoll elabora otros seis vinos: Es Monestir y Es Virot (tintos), Savina, Lliri Blanc y Es Vermut (blancos) y Rosa de Mar (rosado). La oferta gastronómica se complementa con el mapa Formentera slow food’ que pone en valor todos sus variados productos de proximidad, señalando 16 lugares repartidos por toda la isla –Es Pujols, Sant Francesc, Sant Ferran…– donde adquirirlos, desde verduras ecológicas a hortalizas, butifarró, sobradada o carnes, como la del cordero de Formentera.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: