El estilo de 10 personajes de películas (y series) que vas a querer imitar en tu día a día

operacion-uncle-peliculas-series-moda-estilo-hombre

Un estilo made (no solo) en Hollywood.

Por Jose Luis Díez-Garde

Es Jon Hamm uno de los hombres más elegantes del planeta? Posiblemente no, lo que nos ocurre es que tendemos a pensar que tiene mucho del emblemático Don Draper. A veces es difícil diferenciar entre el actor y el personaje: unas veces el segundo se come al primero, y, otras, la persona acaba tan harta que en la alfombra roja solo busca diferenciarse.

Nosotros optamos por quedarnos con los personajes, con la ficción, ávidos de encontrar estilo cuando las luces de la sala (o del salón) se apagan. Repasamos diez personajes de películas y series que son toda una lección de elegancia masculina. Tomen nota.

La gran belleza

Una película que comienza mostrándonos una fiesta al ritmo de Raffaella ya es toda una declaración de intenciones y despierta inmediatamente nuestro interés, pero lo que nadie se espera es que lo de belleza se refiera realmente (o eso parece) a los trajes que Daniela Ciancio, responsable de vestuario de la cinta, escogió para el actor Toni Servillo. Con su personaje de Pep Gambardella, nos enseñó que la elegancia no es cosa de edad (él en el film tiene 65 años), sino cuestión de actitud. El corte impecable (para algo son italianos) y la paleta cromática escogida convierte a ‘La gran belleza’ en un largometraje de culto para todo aquel amante de la moda (y del buen cine, para qué negarlo). ¿Qué podíamos esperar de un trabajo firmado por Paolo Sorrentino?

James Bond

La saga en general, pero en particular las películas protagonizadas por Daniel Craig, nos dejó uno de los espías más elegantes del cine. Si bien es cierto que cada vez parece más difícil verle con un esmoquin, algo habitual en tiempos pasados, no podemos negar que los trajes que firma Tom Ford para 007 son dignos de museo. La persona responsable de esto es Jans Temime, que tiene claro que a la hora de vestir al agente secreto británico más famoso del mundo, lo mejor es una firma americana. ¿Qué pensará el MI5?

Un hombre soltero

Tom Ford aseguró que dejaba la moda para centrarse en el cine, pero no la pudo abandonar del todo. Y si te llaman para firmar los trajes de 007, por qué no preocuparte por el vestuario de tu propia película. En este caso, es cierto que delegó en Arianne Phillips, pero le pasa como a Pedro Almodóvar: la moda es un personaje más y hay que tratarla como tal, por lo que Ford siempre está pendiente de hasta del mínimo detalle. En este caso, y pese a que Colin Firth también nos dejó muy buenas escenas de estilo, tenemos que hacer referencia a Nicholas Hoult y su jersey blanco de angora, posiblemente el mejor jersey de la historia del cine.

Muerte en Venecia

Este clásico que llevó a la gran pantalla la novela de Thomas Mann consiguió la nominación al Oscar en 1972 por el vestuario… y lo que nos extraña es que no se lo llevara. Gustav von Aschenbach pierde la cabeza por el joven Tadzio, interpretado por Björn Andressen. Nosotros realmente por lo que perdemos la cabeza es por cómo viste Maria Fanetti, la directora de vestuario, al joven protagonista. Desde su uniforme de marinero al jersey de rayas, la italiana creó un armario inolvidable.

Operación U.N.C.L.E.

La película de Guy Rtichie funciona en todos sus sentidos: es rápida, con un argumento sin complicaciones y unos actores en estado de gracia. Si hablamos del vestuario, Alicia Vikander (Gaby) puede presumir de lucir diseños originales de creadores como André Courrèges, pero, pese a todo, llaman más la atención los looks de Henry Cavil (Solo) y Armie Hammer (Illya). Ya sea con traje, preparados para una misión o en moto, es difícil decidir qué estilismo preferimos. Solo nos queda claro una cosa: nos gustaría una segunda parte.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

Mad Men

El problema que tuvo Jon Hamm con su papel como Don Draper es que nos llegamos a creer que el personaje se mimetizaría con la persona… y no fue así. Por lo que, para ver bien vestido a Hamm tenemos que recurrir a una serie que puso de moda las series. Janie Bryant y John Dunn fueron los encargados de mostrarnos la elegancia de los años de optimismo americano, donde todo estaba por hacer y donde la ropa tenía mucho que decir.

The Politician

El universo Netflix no podía faltar en esta lista. Pese a llevar poco tiempo de vida, la plataforma nos ha dejado una buena ristra de trabajos de donde poder tomar apuntes. Entre ellos, esta sátira de la vida universitaria y la política. Lo de Gwyneth Paltrow se sale de los cánones habituales, pero Payton Hobart (su hijo, interpretado por Ben Platt) no le va a la saga. De traje o con jersey de cuello vuelto (o todo junto), ya nos gustaría que en el Congreso de los Diputados tuvieran más en cuenta esta producción.

THE POLITICIAN BEN PLATT as PAYTON HOBART in episode 4 of THE POLITICIAN. Cr. GIOVANNI RUFINO/NETFLIX © 2020

Hollywood

Ryan Murphy cuida todos los detalles de los trabajos de los que es responsable, y eso se vio una vez más en esta serie que nos habla de probar suerte en la Meca del cine. Darren Criss, pero sobre todo David Corenswet (su protagonista) lucen un estilo perfectamente aplicable a nuestro día a día. Es, básicamente, la definición de “tener rollo”. Detrás del vestuario de esta serie se encuentra Sarah Evelyn, que supo recuperar una elegancia ya perdida.

Elite

No podía faltar la cuota española. Ahora que nos hemos venido arriba y conquistamos el mundo con nuestras series, no está de más crear personajes que llamen la atención por su look. Para eso, Cristina Rodríguez, la responsable de vestuario, jugó como quiso con Manu Ríos (Patrick, en la serie) y le ha llegado a vestir hasta de Palomo Spain. Eso sí, la apuesta por el pañuelo en cuello con la que se presentó en su primer capítulo nos sigue pareciendo una idea a copiar.

Bridgerton

¿Una serie de época? Por qué no, si de lo que se trata es de hablar de personajes elegantes. Podemos aprender mucho del vizconde Anthony Brigderton (interpretado por Jonathan Bailey). Quizás no necesitemos llevar los chalecos que luce, pero la actitud a la hora de defender su vestuario así como lo impecable que va siempre (sobre todo en la segunda temporada) son valores que no conocen centurias.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: