Llega la Navidad y con ella los jerséis más feos de la temporada. Estas vacaciones apúntate a la tendencia Ugly Christmas Sweater

Jerseys Navideños

Texto: Elisa H. Biffa

Aunque no te lo pondrías ni para estar en casa un domingo, el denominado “ugly sweater” tiene su propia historia y se ha convertido en un ícono navideño. Los jerséis feos son el último must en las tendencias navideñas.

[rrss_buttons twitter=’on’ facebook=’on’ pinterest=’off’ linkedin=’on’ whatsapp=’on’]

Por fin llegó el momento en que la Gran Vía sea de colores, que hasta los pueblos más remotos se sitúen en el mapa por las estrellas artificiales que las adornan. Llegan las fiestas de los dulces, las recetas de añoranzas intocables, los abrazos a familiares que no se habían visto en todo el año.

Vuelven los anuncios emotivos, la lagrimilla del de la ONCE, la famosa vuelta a casa por Navidad, los mil quinientos anuncios de ocho mil quinientos turrones y perfumes diferentes, los de Doña Manolita haciéndose más ricos, la mañana agónica de los mil euros, el discurso del Rey, los cannoli del vecino italiano, el mazapán que te obliga a comer tu abuela en la visita, los polvorones asesinos que atragantan, las bolsas del Primark con los calcetines de turno para los sobrinos.

Los eneros de recalentar comida, las ojeras del día después de fin de año, los días enteros con pijamas que te regaló tu madrina y el estreno de los regalos que, aunque sea un bañador eres capaz de ponértelo en invierno por ocioso. Vuelve el dichoso villancico que hasta Mariah Carey habrá quitado de su lista de reproducciones y con un poco de suerte, hay algunos que salvarán el recopilatorio navideño con Last Christmas o con alguna canción de Michael Bublé que te haga pensar que puedes soñar con vivir la Navidad en Oxford Street.

Sin olvidar las presentaciones teatrales de los hijos en el colegio con el traje de Papá Noel remendado a las once de la noche del día anterior, los chichones de los caramelos arrojados con maldad y alevosía por los Reyes Magos, los tres kilos de más, las cenas de empresa, las cestas con jamón.

Vuelven los clásicos, la pesadilla de vida de Bridget Jones y los ya inquilinos fantasmas de Ebenezer Scrooge (esas que repetían cada año en el auditorio del colegio con los subtítulos en español porque te las ponía la teacher de inglés). Solo en casa, la bravura del Grinch para aleccionar a los niños a que se deben de portar bien porque si no, ni pokemons, ni videojuegos, ni muñecas, ni móvil nuevo. Pero, sobre todo, vuelven los jerseys horteras.

[cm_ad_changer campaign_id=»12″]

No importa si eres tan sacrílego que no eres capaz de apreciar la belleza de esta época del año, hasta el mismísimo fan del Grinch sería capaz de remover su percepción hacia la Navidad gracias a estos jerséis feos. Esos, con lucecitas capaz de tirar por tierra el prestigio conseguido en el trabajo.

Esta cómoda prenda (para que luego digan que lo cómodo no es feo), tiene su origen en una tradición americana y canadiense (cuándo no ellos marcando tendencia). De hecho, tienen hasta un día para celebrarlo. Es el National Ugly Christmas Sweater Day que se celebra el tercer viernes de diciembre de cada año. Durante esa jornada, los ciudadanos estadounidenses y de otras partes del globo terráqueo abandonan sus conservadores uniformes y vestirán el ugly sweater (siempre es mejor que vestir el chándal del dueño del abasto en frente de casa).

Sin embargo, este ritual casi satánico y capaz de despertar a medianoche a Carolina Herrera, se remonta al diciembre del 2011. Un grupo de estudiantes de la Universidad de San Diego decidió crear una página web dedicada a jerséis ridículos de Navidad que se pueden encontrar en EE.UU. La idea fue todo un éxito, tanto así que los presentadores de televisión de cadenas como ABC o CNBC se han sumado a ella.

Aunque el crédito se debe llevar el actor y cómico Bill Cosby, que ya en los años 80 lucía estas excéntricas piezas cuando actuaba en The Cosby Show. Pero como era de esperarse, lo que suele llamar la atención se queda en el imaginario colectivo para siempre y eso sucedió con los culebrones de Bridget Jones que, además le hacía lucir más como la chica clumsy que espera cada año que llegue por Navidad el amor de su vida. Otro personaje con el que se relaciona a este atentado al buen gusto es al Grinch, hater navideño por excelencia.

A la izquierda, el actor Colin Firth en la película El Diario de Bridget Jones. A la derecha, Bill Cosby con uno de sus jerséys navideños.

En cualquier caso, feo o triple feo. Todos se impresionan con él y siguen siendo tendencia. Hasta el punto de que la web oficial del National Ugly Christmas Sweater Day dicta tres requisitos para caer en la tentación de llevar esta prenda “matapasiones”.

En primer lugar, se recomienda comprar el suéter de Navidad (cuanto más hortera, mejor). Todas las marcas han diseñado una colección de prendas de lana con abetos, guirnaldas, muñecos de nieve, Rudolph o elfos varios. Ideales para cautivar a tu crush. Lo más curioso es que ya hay hasta tiendas solamente dedicadas a la venta de estos ugly sweaters

En segundo lugar, tienes que usarlo todo el día. No solo para la foto. Si eres hortera hay que serlo hasta el infinito y más allá. Desde ir a la universidad, a una cena, al supermercado. Forma parte de las normas no oficiales para ser un amante navideño certificado por excelencia.

En tercer lugar, una vez que ya hayas llegado al nivel de comprarte más de un suéter, ya es momento de que hagas que tus amigos crucen la línea y formen parte del frikismo ilustrado. En la página web del National Ugly Christmas Sweater Day se difunde la magia de estos coloridos jerséis a través del hashtag #UglySweaterDay Muchas celebridades ya se han pasado al lado oscuro, o más bien colorido y no se olvidan de publicar cada año su pieza de moda internacional.

Bien de pompones, lazos, estampados, rayas, lentejuelas al ritmo de antes muerta que sencilla. Las tiendas se han inundado de todos estos accesorios como si fueran la propia decoración navideña. Si no has encontrado aún tu jersey ideal, hay muchas opciones. La ventaja de estos suéteres feos es que tienen una variedad escalofriante, ¿Cómo la persona que los crea puede tener una creatividad tan amplia para que sean más feos que los del año anterior? Desde luego, con ellos no corres el riesgo de coincidir con el outfit de otra persona.

¿Dónde puedes comprar tu ugly sweater en España?

  1. Jersey de C&A
  2. Jersey navideño con dinosaurio verde de PRIMARK
  3. Jersey con ciervo de LEFTIES

Estos jerséis solo lo pueden llevar las personas con estilo propio, aquellas que les gusta salirse de lo común y que nos les importa lo que piensen los demás. Son la prueba de que la belleza y el gusto en la moda son tan diversos como los colores y, además, son un buen regalo para ti, para él, para ella y, sobre todo, para el medio ambiente ya que la mayoría están hechos a partir de materiales reciclables pensando en la sostenibilidad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: