El diseñador de moda japonés Kenzo Takada, más conocido como Kenzo, que creó su marca en París en la década de 1970, ha muerto hoy, domingo, 4 de octubre, según ha confirmado el equipo de prensa de la marca que aún lleva su nombre.

A la edad de 81 años, Takada ha muerto por complicaciones relacionadas con el COVID-19 en el Hospital Americano de París en Neuilly-sur-Seine, un suburbio residencial en las afueras occidentales de la capital, ha comunicado su portavoz a los medios de comunicación franceses.

Conocido por sus motivos coloridos y sus siluetas originales, que mezclaban inspiraciones japonesas, como el kimono, con otros cortes, Takada también se dedicó a los perfumes y a las líneas de cuidado de la piel, lo que contribuyó al auge de su negocio. Sin embargo, se había retirado de su sello homónimo hace varias décadas, después de venderlo al conglomerado de lujo LVMH LVMH.PA, el mayor grupo de lujo del mundo, a principios de los años 90.

Desde entonces, Kenzo ha tenido diferentes directores creativos, mientras que Takada mantuvo estrechos vínculos con el mundo de la moda pero exploró otras áreas del diseño, incluyendo los muebles. Fue a principios de este año cuando Takada había emprendido una nueva empresa en París, una marca de hogar y estilo de vida llamada K3, en colaboración con otros diseñadores.

Confirmando su muerte en una declaración en Instagram, la marca Kenzo rindió homenaje a su uso del color, y dijo que la etiqueta seguía inspirada en su entusiasmo por la vida y el optimismo.

Takada, que describió cómo llegó a Francia por primera vez a través de un largo viaje en barco a mediados de la década de 1960, era conocido como un ávido viajero, y jugó con una mezcla de inspiraciones culturales en sus diseños.

Una reseña del New York Times sobre uno de los primeros desfiles de moda de Takada en 1973 aclamó una «mezcla étnica alegre y llena de diversión», describiéndolo como «uno de los diseñadores más imaginativos del mundo».

Takada, que también ha diseñado trajes de ópera, comenzó con una pequeña tienda en París antes de alcanzar pronto el estatus de estrella, y permaneció en su ciudad adoptiva. Sus contemporáneos en un período próspero para la moda parisina incluyeron a Jean Paul Gaultier e Yves Saint Laurent.

«Hoy París está de luto por uno de sus hijos» ha declarado la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, en Twitter.

El presidente y director general de LVMH, Bernard Arnault, dijo en una declaración que Kenzo había «infundido a la moda un tono de poética ligereza y dulce libertad que inspiró a muchos diseñadores después de él». Por su parte, Ralph Toledano, presidente de la federación francesa de la moda, atribuyó a Takada la contribución a la redacción de «una nueva página en la moda, en la confluencia de Oriente y Occidente».