Antes de irte a dormir, ten en cuenta estos consejos que nos han soplado los mejores expertos en piel y cuidados masculinos para despertarte con una piel radiante

(artículo publicado en el número impreso de Risbel 11 Invierno 2018-19)

Fotógrafo: Bell Soto en exclusiva para Risbel Magazine

 

Más que la textura. Ten en cuenta los ingredientes.
Como explica Pedro Catalá, fundador de Twelve Beauty, cosmétologo y doctor en Farmacia, “un tratamiento de noche debe contener polifenoles (de acción detox), antioxidantes que reparen las células de la piel y que posean acción calmante (la piel suele estar ligeramente inflamada después de un largo día) y lípidos esenciales que reparen la barrera epidérmica como ceramidas y ácidos grasos omega 3 y 6”.

Es mejor acostarse pronto.
El momento máximo de regeneración de la piel tiene lugar entre las 11 de la noche y las 4 de la madrugada”. Lo dice Pedro García Maggi, director de Skeen. La explicación reside en que el reloj biológico de la piel está programado para que las células madre cutáneas se reproduzcan cuando la piel se encuentra descansando y a salvo”, es decir, cuando no está trabajando en proteger al organismo del medio ambiente o la radiación solar”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por la noche, discos de algodon.
Como explica Paola Gugliotta, directora de Sepai y máster en Dermocosmética, “la limpieza es un paso imprescindible, tanto de día como de noche, sin embargo, conviene arrastrar el limpiador nocturno con discos de algodón para asegurarnos una mejor limpieza”.

Retinol. Es el momento.
“A partir de los 45 años es recomendable incluir una crema con retinol en la rutina nocturna. Es ideal para favorecer la renovación de la piel. Además necesita estar una serie de horas aplicado en la cara para poder ser eficiente, no debe ser retirado hasta pasadas al menos cuatro horas, por lo que la aplicación antes de irnos a dormir también favorece esta circunstancia”. Es lo que siempre recomienda a sus pacientes la doctora Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza.

Mientras sueñas, te deshidratas.
“La temperatura cutánea aumenta durante el sueño, hace que se pierda agua y la piel se deshidrate. Por eso es necesario hidratar y nutrir la piel bien antes de ir a dormir” aconseja Pedro Catalá, de Twelve Beauty.
Cuidado con el contorno de ojos.
Hay teorías que insisten en que el uso del contorno de ojos provoca hinchazón y es mejor no utilizarlo por la noche. Como explica Laura Parada, nutricionista de Slow Life House, “sí tenemos un problema de retención debemos buscar un contorno que favorezca el drenaje, y muy importante, utilizar por la noche contorno de ojos en gel o suero, pero nunca en crema”.

No te quites la mascarilla.
“Actualmente existen mascarillas que no hay que retirar porque tienen una textura cremosa y son perfectas para aplicarlas por la noche. Se pueden dejar en exposición durante el sueño para potenciar su efecto”, explica Estrella Pujol, directora del Centro de Belleza Oxigen.

acuéstate bien, despiértate mejor
0%Nota Final
Puntuación de los lectores 2 Votos
100%