Lo veíamos venir y ha ocurrido. La transformación que Bieber ha estado experimentado a raíz de su descenso al infierno de las drogas parece haber culminado en forma de fe y cristianismo. Su evolución, de niñato maleducado y soberbio, a un joven sensible, responsable y comprometido, se pone de manifiesto con la publicación de su último trabajo, Holy, un camino iniciático en la música cristina y una prueba fehaciente de que, incluso en las peores circunstancias, la fe se convierte en un faro luminoso que nos muestra el camino.

Holy es un canto al amor y a la fe, una canción con la que, verso a verso, Justin levanta la vista al cielo en busca de la señal divina de Dios. El tema viene acompañado de un videoclip de tintes cinematográficos con el que Justin Bieber vuelve a poner de manifiesto sus grandes dotes como actor. En él, podemos ver a Justin Bieber como un obrero que se queda sin trabajo por culpa de la crisis.  Su pareja, a quien da vida la actriz afroamericana Ryan Destiny, trabaja en una residencia para ancianos y su corazón se rompe en mil pedazos al comprobar que uno de los residentes con quien más apego tiene ha fallecido.

La situación económica de la pareja es tan mala que terminan siendo obligados a abandonar el motel en el que vivían, pasto de la miseria y las desventuras del mundo. Un milagro hace que se tope con ellos Wilmer Valderrama, un militar que regresa a casa y que les invita a ir con él.

De esta manera, Holy representa un canto a la fe y la idea de que, a pesar de las adversidades, siempre hay un rayo de esperanza que aparece para ayudarnos. En este caso, además del mensaje cristiano, también hay un trasfondo de igualdad racial con personajes afroamericanos y latinos, sin duda una forma en la que Justin Bieber protesta contra los políticos supremacistas de su país.

Chance the Rapper completa el reparto y se une a Justin Bieber en esta canción y en la promoción del tema con un mensaje en sus redes sociales invitando a todo el mundo a que escuche y comparta esta canción de tintes cristianos:

El videoclip está dirigido por Colin Tilley, el mismo que firmó el álbum visual Colores de J Balvin y quien cuenta en su haber con una buena cosecha de éxitos. El negro es uno de los colores predominantes del filme, como guiño al marco político y social que viene viviendo Estados Unidos desde hace unos meses como consecuencia de las manifestaciones antirracistas.

Segùn ha informado Universal Music Spain, Justin Bieber World Tour, comenzará en Norteamérica el próximo verano. Se pondrán a la venta un número limitado de paquetes VIP exclusivos con asientos reservados especiales, merchandising customizado, etc. Además, un dólar de cada entrada será donado a la Bieber Foundation, que ayuda a promover programas de salud mental.