Como cada mes de noviembre, hombres de todo el mundo sacan su bigote más reinvindicativo para concienciar sobre el cáncer de próstata, el cáncer testicular, la salud mental y la prevención del suicidio.

Si has decidido sumarte a la causa con un mostacho a la altura, descubre los cuidados imprescindibles para un bigote de Movember.

1. Al principio, ¡pica!
Como cualquier vello corporal que ha sido siempre afeitado, cuando empieza a crecer pica por dos motivos: porque los pelos, afilados
como cuchillos, intentan abrirse paso a través de la piel; y porque la epidermis está seca. La solución es hidratar, hidratar, e hidratar.

2. Evita los pelos enquistados.
Los afeitados continuados pueden debilitar algunos pelos e impedir que atraviesen toda la dermis quedándose enquistados. Para evitarlos, la exfoliación semanal es fundamental.

3. Higiene diaria, ¡sí por favor!
La limpieza cada día del bigote es indispensable puesto que es foco de acumulación de comida, suciedad y polución.

4. Bigote reivindicativo y bien visible.
Si quieres que todo el mundo tenga claro que estás en Movember, el bigote debe verse bien, que los árboles no impidan ver el bosque. Este mes exige una barba perfectamente afeitada y un bigote disciplinado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.