Historia de una marca: El monogram de Fendi vestirá tus accesorios de verano

historia-logo-fendi-risbel-magazine.jpg

Cuando apenas acababa de cumplir 32 años, Karl Lagerfeld regaló a las hermanas Fendi un icono que se convertiría en el emblema de la firma de lujo italiana. Así nació la dole F de Fendi que disfrutarás en tus accesorios este verano

Todo comenzó en una pequeña boutique en el corazón de Roma, fundada en 1925 por Adele y Edoardo Fendi. Pronto, con la apertura de un taller especializado en bolsos y pieles, una serie de exitosas colecciones y colaboraciones especiales, la Maison se proyecta en la escena de la moda internacional.

El icónico monogram FF fue creación de Karl Lagerfeld. En la primera reunión con las hermanas Fendi —Paola, Franca, Carla, Anna y Alda— el Káiser garabateó una F junto a otra invertida. “Lo hice en tres segundos”, afirmaba años después el maestro de la moda.

Lo que comenzó como un garabato, fue el principio de una larga y fructífera relación que surgió en 1965. En aquella época, Lagerfeld era un diseñador casi anónimo pero, tras más de medio siglo juntos, Maison y diseñador se convirtieron en iconos del mundo de la moda. El monogram llegó para quedarse y, desde entonces, firma muchas de las prendas de FENDI, como el beanie.

FENDI hace homenaje al monogram colección tras colección. La temporada Primavera Verano 2021 propone accesorios repletos de logos FF, como las chanclas en gris marengo y amarillo con suela dentada para los amantes de lo cool, o las sneakers en blanco y monogram para los más sport.

Los más adictos al logotipo FF pueden incluso ver la vida a través del monogram con las gafas de sol de la Colección de Accesorios FENDI Primavera Verano 2021. El modelo Fendi Force, con montura de acetato negro y puente de metal dorado, tiene las lentes de espejo FF para soñar con FENDI durante el día.

“Para mí es mucho más que un monograma. Significa que el objeto que lo lleva ha sido fabricado con mucho cuidado y pasión” Silvia Venturini Fendi

Fundada por Eduardo y Adele Fendi en 1925, la casa de lujo italiana lleva diseñando ropa, accesoios y perfumes casi un siglo, habiendo convertido durante todo este tiempo el monogram de la doble F en un emblema de sofisticación y calidad.

Sin embargo, el primer emblema de la etiqueta fue muy diferente del logo sólido y en negrita que conocemos actualmente. El logotipo original de Fendi, presentado en 1925, mostraba el grabado de un animal muy inusual para la moda: una ardilla, de pie sobre una rama y sosteniendo una nuez. Allá por 1925, un animal muy importante para la familia Fendi fue el elegido de protagonizar el icono de la firma de lujo: el cuadro de una ardilla, un regalo de Eduardo Fendi a su esposa, Adela, ya que siempre le decía que estaba tan ocupada como una ardilla.

El logotipo se colocó sobre el nombre de Fendi mayúscula, en un tipo de letra sans-serif y tenía la marca de la fecha «1925» como lema. Ambas partes de la inscripción fueron ejecutadas en un azul turquesa, que lucía muy sofisticado en un papel de regalo amarillo claro.

El negocio de artículos de lujos producidos en piel y cuero fue heredado por las cinco hijas del matrimonio (Paola, Franca, Carla, Anna y Alda) y éstas decidieron darle un ajuste moderno a la marca, por lo que en 1925 contrataron a un joven, desconocido pero muy talentoso diseñador, diseñador: Karl Lagerfeld.

Fue Franco Savorelli el que aconsejó a las hermanas herederas que fuera Lagerfeld el elegido para renovar los diseños de la firma, pues éste contaba ya con la suficiente experiencia como para dotar a Fendi de un nuevo aire más actual: hasta ese momento Karl había trabajado para Pierre Balmain, Jean Patou, Chloé en París, y Krizia en Milán.

Lagerfeld se incorporó a Fendi en 1965, y ese mismo año cambió el logotipo. El símbolo «FF» que creó en cuestión de segundos, se convertiría desde aquel momento en uno de los iconos más valiosos de la historia.

“Mi visión era moderna, así que me cité con las cinco mujeres. Querían que hiciera una pequeña colección de pieles, pero llevadas de una forma diferente, más actual, mirando hacia el futuro. Había que modernizar la tradición” Karl Lagerfeld

El estilo que el diseñador alemán otorgó a Fendi resultó ser tremendamente insolente, divertido y acertado, por lo que acuñó la expresión “fun furs” refiriéndose a que las pieles podían reflejar al mismo tiempo diversión y elegancia. Gracias a esta frase frase, Karl diseñó la “Zucca” , la tan celebrada doble “F” que se volvería el emblema de la marca de lujo italiana.

El éxito del logo de Fendi es el resultado de que no sólo hacía su función como símbolo, sino que se convirtió en un monograma, un emblema y un ícono representativo de una época y un estilo de vida que traspasaría generaciones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: