La concienciación del universo textil sobre el impacto ecológico es una realidad que no deja de aumentar. Las marcas de moda no solo reciclan, sinó que además participan en la limpieza de los océanos. Y esque invertir dinero en tendencias tiene que aportar un valor añadido al conjunto, y apostar por la moda sostenible es un valor al alza que no deja indiferente a nadie, ni si quiera al propio planeta.

Si bien es cierto que desde hace algunos años algunas de las personas más influyentes del universo de la moda, como el modelo y actor Jon Kortajarena, ya se volcaron en la campaña de concienciación sobre el impacto tan negativo que estaban produciendo los plásticos en el medioambiente, ahora son las propias firmas de moda las que están utilizando todos sus recursos en mermar los perjuicios ocasionados por la acción del hombre al globo.

Pero ¿por qué es tan importante frenar el arrojo residuos al mar y reciclarlos? La contaminación de los océanos ha crecido de forma alarmante en las últimas décadas. El vertido incontrolado de plásticos se ha convertido en uno de sus principales protagonistas. Según Naciones Unidas, 13 millones de toneladas de plástico llegan a los océanos cada año: Es como si un camión de la basura lleno vertiera sus residuos cada medio minuto a las aguas.

Este impacto provoca, entre otros daños, la muerte de más de 100.000 ejemplares de especies marinas cada año. La mayoría de los plásticos quedan intactos durante siglos después de su uso y los que se deterioran se convierten en microplásticos, que resultan aún mas perjudiciales para las especies marinas. Si no se frena, en 2050 habrá más plástico que peces en los océanos, alertaba un informe del World Economic Forum (WEF, por sus siglas en inglés).

Y esque, rescatar toda esa basura y transformarla en artículos de un nuevo uso tiene una doble causa reparadora. En primer lugar, porque cuantos más residuos eliminemos, menos impacto negativo producirán. Estos residuos acaban dañando los ecosistemas y formando parte de la cadena alimentaria que, finalmente, llega hasta nuestros platos. En segundo lugar, porque “a la vez que limpiamos el planeta, estamos concienciado y educando a la gente.

Ante este panorama tan alarmante, numerosas firmas de moda y cosmética de todo el mundo decidieron tomar cartas en el asunto, implantando medidas en sus compañías que ayudasen a amainar el trastorno de la acción humana al planeta. Una de las últimas firmas en sumarse al movimiento eco-friendly ha sido la española Bullfeet, la marca de sneakers de alta calidad fabricadas en Almansa. Bullfeet acaba de presentar las primeras sneakers y botas fabricadas en corcho y plástico reciclado del mar. Bajo el nombre e-Cork, la colección está fabricada a mano y en España con un 60% de corcho y un 40% de botellas de plástico reciclado del directamente del mar. E-cork ofrece dos modelos diferentes de calzado ecológico. El primer modelo de sneakers tiene un precio de 79€ y el segundo diseño, estilo botín, se vende a un precio de 89€. Además, este segundo modelo de botín se puede elegir con o sin el interior forrado con piel de borrego por el mismo precio (89€).

Fieles a su percepción de como debe de ser la moda para el hombre actual, la startup española trabaja con el único objetivo de fabricar moda con materiales cien por cien reciclado y reutilizares para respetar el medioambiente.