Aquí están las mejores y las peores series de la década

Series que nos han GUSTADO

– La casa de papel (2017):

Después de ver La Casa de Papel estoy profundamente decepcionado porque en su inicio planteaba un argumento que parecía ser original y prometedor, pero que se ha ido transformando en una serie de tópicos y estereotipos insufribles. Llega un momento que no sabes si el argumento está sacado de la serie Física o Química, donde también participaba Úrsula Corberó.

Lo mejor de la serie está en su calidad técnica y en las interpretaciones de sus protagonistas. En este aspecto, la serie merece un 10 y es algo digno de aplaudir dentro del mundo de las series españolas.

Lo peor es que no hay una ni dos sino demasiadas escenas inverosímiles. Da la sensación de que los guionistas pretenden tomar por tonto al espectador, ya que muchas escenas y argumentos son directamente un insulto a la inteligencia. Lo que empezaba siendo una supuesta serie de intriga y acción se convierte en una sucesión de diálogos vacíos y escenas de relleno que se hacen eternas.

Una pena, porque el argumento inicial era prometedor y si se hubiera desarrollado con más realismo y no con tanto toque épico, hubiera sido una serie de 10. Desde mi punto de vista, se queda en un 5.

Crítica de inner83

– Luis Miguel (2018)

En esta serie se han ceñido bastante a los hechos reales de la vida de Luis Miguel, un padre sinvergüenza, un Luis Miguel que en su niñez y adolescencia era ingenuo, inmaduro y presumido. Una madre que la dejan de lado, se marcha, y desaparece misteriosamente. Según parece para el espectador que tenga cierta atracción por la música de este genial cantante mexicano, será muy satisfactorio disfrutar de la serie para recordar más o menos la vida que tuvo.

LO PEOR: que no te encontraras muchas sorpresas porque se basa en datos de una vida que ya es bien conocida.

LO MEJOR: Que si te gusta el cantante te encantará y que es bastante realista.

Crítica de GUINDIWAN

– Frankie & Grace (2015)

 

Es curioso que con elementos interesantes: la traición en el matrimonio, el engaño dentro de las normas sociales, la importancia de las apariencias y el tema de la vejez desde un punto de vista que pretende ser nuevo y divertido e incluso con excelentes actores todo se quede allí, en enunciados de conflictos dentro de una comedia de enredo de otra época. La trama está enmarcada dentro de una pseudo denuncia ¿feminista/gey? que no termina de desarrollarse. Repito que es interesante el tema pero… la forma como lo resuelven es un poco agobiante ya que son demasiadas temporadas, con excelentes actores peeeero… hicieron de un gran tema un sitcom y creo que esto fue lo que no cuajó.

Crítica de Rboschetti

– Fariña (2017)

Comencé a ver Fariña sin demasiadas pretensiones. El prejuicio de lo hecho en España me pesaba y mucho. La mayoría de las series Made in Spain arrastran actores sobre actuados, guiones simplones y personajes planos, copiando cliché tras cliché. En pocos minutos de visionado te das cuenta que Fariña es otra cosa, actuaciones correctas, buena fotografía, buen guión, buen ritmo….

Todo esto hace que resulte creíble. Podría valorar el cine entre creíble y no creíble. A veces hay una escena, un dialogo, un actor que te saca de la hipnosis, de la meditación, del viaje de disfrutar de una buena historia. Fariña es creíble, real como la vida misma y al mismo tiempo te cuenta una historia de la que nunca habías participado, te lleva a un mundo de mafias y mafiosos, sin tener que exagerar ninguna situación y sin abusar tontamente de violencia y persecuciones.

No hay estereotipos, no hay clichés, por eso cada personaje de Fariña podría ser tu vecino de al lado o cualquier persona que hemos conocido en la vida real. Y el acento gallego tan olvidado en el cine y en las series le da un halo de encanto que cuando acaba el piloto de hora y pico, hincas las rodillas y rezas al buen Dios del cine, que el próximo episodio de Fariña, siga bendecido por las musas. Algunos se echarán las manos a la cabeza, pero para mí este primer piloto mejor incluso que Narcos. El acento gallego se vuelve más irresistible que el colombiano en esta ancestral historia de vencer antes de ser vencido.

Crítica de elemak108

– Suburra

Estamos llenos de series que tratan el tema de la corrupción, la violencia y las drogas, y hay a quienes nos gusta este género. Netflix nos ha regalado dos muy buenas series al respecto. Narcos y Ozark. Está bien para ser una más con la misma temática, no al mismo nivel de las antes mencionadas, pero que buena serie si es.

Para quienes vieron la película, ya saben de qué se trata; corrupción a todos los niveles, intereses personales, personajes egoístas que solo quieren los suyo, en fin. Buenas dosis de sexo y violencia. No es el guión más profundo e inteligente, pero es entretenida. Qué más decir, el elenco cumple, tiene una buena producción, y la historia se deja ver. En general puedo decir que merece una mirada.

Un comentario adicional. Quienes son esos que en FF se pasan por las series y películas dando 1 y 2 a diestra y siniestra. ¿En serio?… puede que no te guste, pero creo que las notas no deben ser arrebatos emocionales, y esos 1 deberían ser reservados para basura pura y dura. Digo esto porque el comentario más votado (hasta ahora es un 2)… alguien entra y mira, y ve un 2, y algunos pensarán «vaya basura, mejor no perder el tiempo». Y después se quejan de porque no hay que confiar en las calificaciones de FF.

Crítica de Harol

– Mr Selfridge (2013)

Las series al igual que las películas tienen o no esa aureola de magia que las hace especiales, y esta serie es una de ellas. A pesar de no ser de la BBC podría pasar perfectamente como tal, pues el cuidado de los detalles es perfecto (vestimentas, decorados…). Los almacenes que salen en la serie han sido recreados en plató exactamente iguales que los originales, mientras que la fachada es una real en Manchester.

Empieza en 1909 con la llegada de un americano, el señor Selfridge, con la idea de crear los primeros grandes almacenes en la capital londinense. Basada en hechos reales pues los almacenes aún existen, siendo los segundos mas importantes del país, nos narra distintas historias que giran alrededor de los almacenes con un buen desarrollo de los personajes que van desde la dirección hasta dependientas y camareros. Es una serie de diálogos a la usanza inglesa realzados con una buena música.

Si te gustan las series de época y te gusta la primera temporada de «Downton Abbey» te gustará Mr. Selfridge.

Crítica de Hesiodo

 

– Sex Education (2019)

Es fresca, es divertida, es atrevida, es irreverente, es original y sobre todo es entretenida. Resulta un soplo de aire fresco y además está muy bien escrita y tiene unos personajes muy bien perfilados y desarrollados (con una excepción, que comentaremos después). Es admirable el retrato que se hace de los adolescentes, siempre obsesionados con el sexo por efectos cómicos, pero tratados con mucho respeto también por la cabeza pensante tras la serie, Laurie Nunn. Especialmente impresionantes son Maeve y Eric, interpretados a la perfección por unos soberbios Emma Mackey y Ncuti Gatwa (atención al capítulo de su cumpleaños), dos personajes ya para la historia de la comedia televisiva británica, o por supuesto el timorato Otis Milburn que compone un fantástico Asa Butterfield (¿alguna vez se le pondrá cara de adulto? Tiene 21 años y aparenta 14 o 15, lo cual es perfecto para este personaje). Tiene momentos, además, realmente divertidos y en general se trata de una serie que se devora muy rápidamente y que engancha desde el primer episodio.

¿Problemas? Algunos. Gillian Anderson es una gran actriz, pero aquí no está aprovechada. Parece mentira tener que decir esto, pero el personaje de Jean no tiene realmente demasiada importancia. Se acaba la temporada y apenas sabemos quién es esta mujer, qué siente, qué piensa, que oculta tras esa máscara pública. Apenas sabemos nada más aparte de que es la madre de Otis, tiene muchos amantes y se dedica a la terapia sexual y de pareja. Es un personaje claramente desaprovechado, extrañamente. Además, va de más a menos, con 5 primeros episodios francamente buenos y los tres últimos claramente inferiores, al querer introducir más drama, cuando lo que funciona en esta ficción es la comedia pura y dura.
Con todo, una más que notable serie de necesaria irreverencia y atrevimiento en los tiempos que corren.

Lo mejor: Su frescura y originalidad, y la interpretación de Butterfield, Mackey y Gatwa.
Lo peor: El personaje de Jean está desaprovechado, y va de más a menos.

Crítica de Sibila de Delfos

– Las chicas del cable

«Las chicas del cable» puede resumirse en una única palabra: CLICHÉ. Sin duda, una fórmula ya conocida a la que le han querido dar un envoltorio de años veinte y disfrazarla de lucha por las libertades de la mujer.

¿Qué tiene de malo?
– Interpretaciones planas o sumamente impostadas, comenzando por la misma protagonista, cuyo personaje genera más rechazo que empatía en el espectador, llegando a ser cargante, incongruente y demostrando un comportamiento más que absurdo. El resto de personajes lamentablemente siguen una línea bastante insustancial, aunque han dado pinceladas de «retrato social de la época» (que se note que hablamos de las mujeres, pero no demasiado).

– Una trama sumamente predecible y simplona. Desde el triángulo amoroso, hasta el hijo fiestero que no se encarga de sus responsabilidades, la secretaria con dobles intenciones…tópico tras tópico.

– Por si no te habías enterado de la trama, la machacona voz en off de Blanca Suárez te repetirá lo mismo que ves en la pantalla, porque, evidentemente, al público hay que dárselo todo bien masticadito, que si no no se entera.
– Si todavía le habías dado una oportunidad a la trama, no te preocupes, que aquí viene la música para sacarte por completo de la ambientación que habían creado. Trágate el drama a ritmo de electro swing.

¿Qué tiene de bueno?
– Una fotografía y ambientación decentes.

Si eres fan de las telenovelas que echan por la tarde a la hora de la siesta, ésta es tu serie, si no, te invito a dar una vuelta por el catálogo de Netflix, donde encontrarás propuestas mucho más interesantes

Crítica de Ruangy

– Paquita Salas

Paquita Salas, tanto la serie en general como ella misma, es frescura, emoción, risas, naturalidad…es simplemente una maravilla. Javier Calvo y Javier Ambrossi han creado un boom, su segundo boom (ya que el primero fue el de La Llamada), solo espero seguir escuchando su nombre muchas veces y cada vez en más sitios porque su talento es innato. Recomiendo esta serie ya que no solo es muy amena gracias a su combinación entre humor y emoción, sino que las actuaciones de Brays Efe y Belén Cuesta son dignas de ver. Un proyecto precioso.

Crítica de maiherre

– Anne with an E

No creo que sea muy atractivo el tema de una niña en una granja, pero así seas un tipo duro que solo te gusta Tarantino y películas de acción, esta serie te tocará. Te conmovera, lloraras y te reirás, con las ocurrencias de esta niña, y eso sucede porque todos en el fondo no somos insensibles.

La interpretación de la niña y cada uno de los personajes es muy buena, la fotografía es increíble, bellísimos paisajes, y la música que acompaña también es notable. La historia es sencilla pero van ocurriendo varias cosas. En general es una buena pausa para tanta serie de policía, ciencia ficción y drama.

Crítica de Harol.

¡Dale a la siguiente página página para continuar leyendo nuestra selección!